¿Te temblaron las rodillas? cuidado, puede ser grave (1ª parte)

0
329

Johann Moreno, Fisioterapeuta

Golpes y bloqueos con rodillas y piernas, brincos, sentadillas, “flotaciones”, barridas, proyecciones, entre cientos de ejercicios ejecutados en las artes marciales son realizadas gracias a las nuestras rodillas, una importante zona de nuestro cuerpo que muy pocas ocasiones damos atención, a menos que nos provoque molestias, dolor o se presente un caso de gonartrosis.

Y si te preguntas cómo funciona la rodilla que la hace tan especial te decimos que esta articulación está formada por el fémur, rótula y tibia, huesos que están en estrecho contacto a través de ligamentos, meniscos, cápsula articular y una membrana sinovial, y donde la superficie articular está recubierta por cartílago lo que permite un roce mínimo y movimientos de flexión y extensión que permite realizar un sinfín de movimientos.

La rodilla es una articulación que soporta peso, por una mala higiene, malos movimientos o  lesiones mal atendidas pueden provocar que el cartílago que recubre a la superficie articular de los huesos de la pierna (fémur distal o de la tibia proximal y la patela) sufra artrosis (desgaste).

Esta artrosis, es una enfermedad degenerativa de las articulaciones y es la pérdida del cartílago articular, la formación de pequeñas protuberancias de huesos conocidas como “osteofitos” y la deformación de la articulación afectada.

Existen  diversos factores desencadenantes, como un traumatismo importante, inestabilidad o la sobrecarga mecánica de la articulación afectada, predisposición genética, principalmente, que también llegan a presentarse en la cadera, las articulaciones de las manos y la columna vertebral cervical y lumbar.

La artrosis de la rodilla generalmente se manifiesta en forma de dolor a nivel de dicha región, este puede ser leve y aliviarse con analgésicos de uso común, pero conforme el desgaste del cartílago aumenta, sucede igual con la intensidad del dolor que se presenta al caminar, correr o subir o bajar escaleras.

En estados avanzados de la enfermedad, se puede presentar dolor en reposo, sentado o acostado ya que el cartílago que habitualmente recubre la articulación se desgasta por completo lo que hace que la fricción sea entre hueso y hueso pudiéndose notar incluso deformidades en la rodilla a simple vista.

Imagen compuesta

http://www.portalvidasana.com/problemas-comunes-en-las-rodillas.html

http://eladultomayorenmexico.blogspot.mx/2010/10/afecciones-de-la-rodilla.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.