Muchas personas que habitan en una gran ciudad, no se dan cuenta de que se encuentran en uno de los mejores ejemplos del Ying y Yang, pues viven con ventajas y desventajas al mismo tiempo, donde el Tai Chi Chuan es una alternativa para no perderse en una gran metrópoli.

En torno a este arte marcial chino, Sifú Agustín Martínez Jiménez, Director General de la Escuela Mexicana de Wushu, platicó respecto a lo que es el Tai Chi Chuan, y quien de entrada afirmó que esta es una de las disciplinas que ayuda a mejorar la salud de quienes lo practican, al hacer un alto al estrés y “acelere” que vive cada día.

Esto se debe, mencionó, gracias a que en este arte marcial interno, cuyo significado podría ser el de “nivel supremo del arte del puño”, sus ejercicios se  realizan con toda la calma del mundo con el propósito de conocer cada parte del cuerpo, controlar la mente y así evitar el estrés que tanto afecta a la habitantes de una megalópolis donde se piensan hasta cinco cosas al mismo tiempo.

Para quien es también Presidente de la Asociación de Wushu en el Estado de  México, éste arte enseña a dejar de lado lo que no tiene que ver con lo que se está viviendo, “para decir que realmente vives la vida, tienes que estar en el aquí y en el ahora”.

“No se puede pensar en lo que sucederá mañana, sino  terminas y se te olvida lo que estás haciendo ahora mismo y no lo disfrutas. Lo que enseña es a disfrutar el momento, no importa lo que sea, a eso, le llamo vida”.

En la parte muscular, dijo, el Tai Chi Chuan da a las personas trabajo de lubricación y ejercicio en articulaciones, trabajo de fuerza, flexibilidad, elasticidad, coordinación y a nivel interno trabajan mucho el equilibrio y control de ideas y pensamientos  y emociones.

Detalló que todas las enfermedades surgen a partir del exceso de energía en una emoción; sin embargo, si se equilibra esa parte emocional a través de la práctica de Tai Chi Chuan, la salud mejora al lograr controlar estos sentimientos y evitar el estrés que es el detonante de muchas de las enfermedades.

Para Martínez Jiménez, el Tai Chi Chuan es un arte marcial interno, porque comienza de adentro hacia afuera, ya que “primero se tiene que acostumbrar a mover tu cuerpo a  conocerlo, a través de que los haces lento puedes percibir si cada uno de tus músculos están relajados o tensos, vas a conocerlos; y una vez que lo conoces, puedes moverlos lento o a gran velocidad porque ya conoces tus músculos”.

De ahí que se práctica muy lento, pero cuando se hacen las aplicaciones marciales es todo lo contrario, todo lo opuesto. De la mayor lentitud surge la máxima velocidad. A mayor relajación hay más explosividad, aseguró.

*Agustín Martínez Jiménez, es el único mexicano en ser discípulo de la familia Chen, descendientes del maestro Chen Wang Ting, considerado el creador del Tai Chi Chuan.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.