Colaboración especial Anita Medina*

La idea de reducir a un sector de la población la práctica del Wushu ha dañado gravemente el crecimiento de este deporte. Las razones son diversas, pero, quizá la más notoria, es una marcada tendencia para encasillar la disciplina como ‘una actividad para súper guerreros, atletas y seres virtuosos’.

Lo real es que el Wushu es un arte marcial, y la filosofía que lo respalda habla siempre de respeto, disciplina, crecimiento y el hacer las cosas lo mejor posible. Es un estilo de vida que te brinda las herramientas para crecer a nivel físico, mental y emocional.

Además, el Wushu cuenta con diversos programas que permiten desarrollar habilidades a distintos niveles, no importa si se desea llegar a un campeonato mundial o sencillamente mejorar las condiciones físicas de quien lo practique.

Cuando el ejercicio se comparte en familia es algo magnífico, ya que genera una forma de comunicación única, que puede crear puentes de entendimiento y acercar a padres con sus hijos, e igualmente, permite a los padres que apoyan a sus pequeños atletas, a entender la complejidad del sistema y comprometerse más con el desarrollo de sus hijos.

El Wushu nunca debe apartar de la práctica a la mamá y al papá, por el contrario, se deben crear programas adecuados para que sea accesible para todos.

¿Por qué llevar a tu hijo a clases de Wushu?

  1. Se mantendrán más activos
  2. Mejorarán su concentración
  3. Mejoran su autoestima y confianza
  4. Aprenderán a defenderse
  5. Aprenderán a resolver problemas con calma

El Wushu es para atletas de alto rendimiento, para aficionados, para amantes del deporte, para padres e hijos, para hombres y mujeres, el Wushu es para todos.

 

 

*Contacto: Tian Wushu Calle Galeana número 5, Centro de Tonatico, Estado de México. Números telefónicos 01721-1410337 7223588615, Facebook www.facebook.com/TIAN-WUSHU.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.