Agradecimiento a Sensei Juan Leonel Sierra Olagaray, en cena de alumnos en su honor

0
165
Con el sentimiento de agradecimiento y amistad que se logró forjar gracias al karate-do, alumnos de Sensei Juan Leonel sierra Olagaray (Q.E.P.D.), se reunieron en su memoria y como homenaje a uno de los maestros que fue pieza clave del arte marcial en la UNAM y la FEMEKA.
Con el sentimiento de agradecimiento y amistad que se logró forjar gracias al karate-do, alumnos de Sensei Juan Leonel sierra Olagaray (Q.E.P.D.), se reunieron en su memoria y como homenaje a uno de los maestros que fue pieza clave del arte marcial en la UNAM y la FEMEKA.

Con el sentimiento de agradecimiento y amistad que se logró forjar gracias al karate-do, alumnos de Sensei Juan Leonel sierra Olagaray (Q.E.P.D.), se reunieron en su memoria y como homenaje a uno de los maestros que fue pieza clave del arte marcial en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como en la Federación Mexicana de Karate y Artes Marciales Afines (FEMEKA).

La cita se realizó en uno de los restaurantes del Barrio Chino de la Ciudad de México (CDMX), al cual Sensei Juan Leonel acostumbraba acudir cada año en compañía de sus alumnos, sin importar el grado, para compartir los alimentos, anécdotas y proyectos, como parte de la celebración del inicio de su escuela Casa del Sol Karate Do Técnica de Desplazamiento Angular (TDA).

Entre las pláticas, se destacó y se brindó con una taza de té por la visión e importancia que Sensei Sierra Olagaray tuvo hacia el karate-do como un sendero para la superación del ser humano, tanto en el aspecto físico, como el mental y espiritual, para alcanzar su independencia y libertad, lo cual dejó marcado en sus alumnos.

Al igual que en aquellos días, la amistad e historias fueron parte del convivio, en el que Tana Sierra Johnson, hija de Sensei Juan Leonel Sierra, compartió anécdotas y charlas con quienes fueron alumnos de su padre en la UNAM, así como en el estado de Chiapas.

Un detalle que despertó una emoción especial, fue el hecho que se llevara el primer escudo de la escuela Casa del Sol Karate Do TDA, el cual, se recordó, fue bordado a mano por Sensei Juan Leonel en la azotea de su casa, sitio donde surgió esta organización hace 50 años, y que también fue su primer dojo fuera de la UNAM.

Junto con Tana, también acudieron los Shihan Roberto Hernández García, Miguel Ángel Hernández García y Agustín Franco, los Sensei Gabriel Martínez, Manuel Crespillo, Hanzel Tepal, Miguel Ángel López Espinosa, Francisco Gutiérrez Mena, Elizabeth Guerra, Mónica Briseño, Roberto Balderas, Cindy Gianelli Ochoa Ruiz, Gabriela Chanona Barrios, así como la contadora Alicia Gerónimo y Cruz Elizalde, Cinta Verde, que se comprometió a obtener su Cinta Café.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.