Se dice que “la edad es cuestión de actitud”, esto bien aplica al aprendizaje y los beneficios a la salud de las artes marciales, especialmente para personas de la tercera edad en México que este 28 de agosto conmemoran el Día Nacional del Adulto Mayor, a quienes también decimos de la tercera edad o abuelo.

A la fecha existen diversos estudios que han demostrado cómo estas disciplinas ayudan al mejoramiento del cuerpo, tales como mejorar la capacidad respiratoria y cardiaca, el equilibrio, la flexibilidad, la fuerza y resistencia, coordinación, reflejos, mejoría de articulaciones y ligamentos, entre otras, además de ser auxiliares en tratamientos como diabetes, estrés, ansiedad, depresión, hipertensión, osteoporosis y osteoartritis, sobrepeso y obesidad.

Antes que nada, sin importar la edad, siempre es importante consultar a un médico antes de iniciar una actividad física deportiva, a fin de que conocer el estado de salud del interesado, y así evitar algún problema del corazón, óseo o de cualquier tipo.

Actualmente, es común encontrar de manera presencial en escuelas de artes marciales, así como en publicaciones de redes sociales, a gente considerada en la tercera edad, adultos mayores o ancianos que practican artes marciales de diferentes estilos.

De acuerdo al estudio Fitness levels of middle aged martial art practitioners, publicado por la British Journal of Sports Medicine (BJSM), realizado en el 2004, se encontró que adultos de 40 y 60 años de edad que practicaban el arte marcial coreano de soo bahk do, similar al karate ─disciplina considerada de alto impacto─, encontraron mayor capacidad aeróbica, balance, flexibilidad, resistencia muscular y fuerza, y menos grasa muscular, a diferencia de personas gente sedentaria de la misma edad.

Por su parte, en una publicación de la Escuela Médica de Harvard, denominada Introduction to Tai Chi, refiere que diversas investigaciones en torno a esta disciplina considerada de bajo impacto, e incluso, meditación en movimiento, destacaron que es una práctica que mejora el equilibrio y flexibilidad, además de que fortalece el corazón y reduce el estrés, entre otras.

En este artículo refiere que, de los 40 a 50 años, puede reducir el estrés por trabajo y horarios agitados; en tanto que de los 60 a 80 años de edad, o más, “los poderes restauradores del taichi pueden ayudarlo a envejecer con más gracia y funcionar a un nivel más alto que aquellos que no lo practican”.

Ene ste mismo sentido, un estudio de la American Journal of Geriatric Psychiatry , realizado por los investigadores de UCLA, a cargo de la psiquiatra Helen Lavretsky y retomado por la revista Time, demostró que practicar el taichi ─disciplina de bajo impacto por lo que es considerada meditación en movimiento─ puede ayudar a combatir la depresión en adultos mayores.

Estos extremos dan una visión de que cualquiera de las disciplinas que se elija practicar, ofrece beneficios a la salud que se refleja en una mejor calidad de vida, para lo cual es necesario asegurar que el maestro o instructor cuente con los conocimientos adecuados para enseñar a personas de la tercera edad.

 

Con información de la web. Foto Archivo Midori Valle / ©Sendero Artes Marciales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.