Energía y fundamentos del Taijiquan en “Seminario Forma Laojia Yilu” con Frank Marquardt

0
101
Energía y fundamentos del Taijiquan en “Seminario Forma Laojia Yilu” con Frank Marquardt

Una gran experiencia para conocer las bases esenciales del Taijiquan, su poder y la energía interna, se vivió en el  “Seminario de la Forma Laojia Yilu”, la rutina que dio origen al Taichi, el cual fue impartido por el maestro Frank Marquardt, discípulo de GM Chen Xiaowang, heredero de este linaje marcial.

Este evento que duró tres días fue organizado por la World Chen XiaoWang Taijiquan Association en México (WCTA México), la cual es representada por el Dr. Héctor López Claderón, en un centro holístico de la Ciudad de México (CDMX).

El “Seminario de la Forma Laojia Yilu” inició la tarde del pasado viernes 21 de junio, con una sesión en la que se comenzó con lo más importante del Taijiquan: el saludo y la manera correcta de pararse para realizar la meditación de pie o zhan zhuang, también conocida como abrazar el árbol.

La relevancia de esta postura fue para que, con ojos cerrados, el participante fuera consciente de la posición de su cadera, columna, cabeza, hombros, caderas, rodillas, brazos, dedos y el cuerpo en general a fin de no bloquear el flujo de la energía corporal.

Para ello, mientras se realizaba esta meditación, el maestro Frank Marquardt pasó con cada uno de los asistentes para corregir la postura, de acuerdo a la complexión de la persona.

Fueron alrededor de 20 minutos los que duró este ejercicio, el cual, explicó quien es considerado como uno de los mejores instructores e investigadores occidentales, a partir de esta postura se comienza a forjar una estructura correcta para que la energía comience a fluir por el cuerpo de manera correcta y relajada para prepararse a hacer Taijiquan.

Seguido de esto, se pasó a realizar el primero de los movimientos de la Forma Laojia Yilu, el cual, aunque aparentemente sencillo, Frank Marquardt demostró el poder que puede generar, siempre y cuando se mantenga una postura correcta para el fluir de la energía.

Pero no fue solo el demostrar, sino que el maestro de origen alemán puso al grupo a realizar dicho movimiento y corregirlo de manera particular para que cada uno de los asistentes sintiera la diferencia de mantener una estructura correcta y evitar la pérdida u obstrucción de esta energía interna.

Los siguientes ejercicios fueron similares, y en cada uno de ellos, el maestro Frank Marquardt destacó la posición de cada parte del cuerpo para realizar los movimientos en armonía con las energías Yin y Yang.

En este punto, destacó que el Taichi no trata solo de mover el cuerpo como una coreografía aprendida, sino el de hacer tener y mantener una postura correcta en todo el cuerpo y hacer que se genere y fluya la energía interna, en armonía con cada movimiento de la forma.

Esto fue asimilado por los asistentes, quienes al realizar los ejercicios lograron proyectar y sentir este poder, algo que no dejaron de expresar con gran sorpresa.

Además de la práctica, el “Seminario de la Forma Laojia Yilu” tuvo su parte teórica, en donde el maestro Frank Marquardt explicó los pilares del Taijiquan Chen, así como lo que él ha encontrado durante sus investigaciones, prácticas, meditaciones y experiencias personales en los más de 30 años que tiene como practicante de esta disciplina marcial.

Refirió que él se dedica a la enseñanza, más no a la exhibición de esta disciplina, lo cual quedó marcado con la continuación del seminario del sábado 22 y domingo 23 de junio, días en los que desde la mañana y hasta ya casi entrada la noche, prosiguió con la enseñanza de los movimientos de la Forma Laojia Yilu y la corrección personalizada a cada uno de los asistentes..

Otro de los momentos destacados, fue cuando Frank Marquardt mostró la aplicación para la defensa y contraataque de cada movimiento de la forma, enfatizando el espíritu marcial en su creación y desarrollo.

Igualmente, se destacó la explicación de los conceptos de la relación entre hombro y codo, cadera-rodilla, la alienación y estructura de caderas y hombros, así como otros puntos para lograr una armonía integral.

Esto, más otros conceptos que explicó, encaminan al practicante hacia una correcta realización del Taichichuan donde la energía llega a fluir de manera adecuada para las respectivas aplicaciones a manos vacías y con armas, así como en el trabajo con un compañero en la práctica de Tui Shou o hasta el combate libre.

Otro punto a destacar es que, durante los tres días del  “Seminario de la Forma Laojia Yilu”, el maestro Frank Marquardt hizo énfasis en la manera correcta de la posición de la cabeza y hombros, la relación de los cambios de peso y giros, así como el estar consciente de los movimientos para trabajar las llamadas 3 energías para conectar mente-cuerpo-espíritu o energía.

Para estas explicaciones, Frank Marquardt también utilizó un esquema con el símbolo del Yin y Yang y los conceptos de vacío y lleno para explicar la manera en que fluye la energía en los movimientos, cambios de peso y giros.

Estas explicaciones, ejercicios y conceptos fueron sumamente apreciados por los participantes, quienes abiertamente manifestaron lo mucho que comprendieron y aprendieron para mejorar su postura, estructura y alineación para hacer un mejor y buen Taichi.

Fotos: Roberto Balderas Armendáriz | ©Sendero Artes Marciales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.