Espíritu de las artes marciales de cortos fílmicos en Congreso FIMSS de Salud Mental “Post Covid-19”

0
649
Espíritu de las artes marciales de cortos fílmicos en Congreso FIMSS de Salud Mental “Post Covid-19”

A través de los cortometrajes “Por un Bistec”, “Implacable” y “Tik Tak”, el espíritu de las artes marciales fue parte del Congreso FIMSS de Salud Mental 2023 “Post Covid-19: de la experiencia a la acción integral”, organizado por Fundación IMSS y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La cita que reunió a más de 300 especialistas en salud mental de todo el país, así como a 40 ponentes especialistas en este campo, tanto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Facultad de Psicología UNAM e Instituto Politécnico Nacional (IPN), entre otras instituciones y estudiantes de la salud mental, se realizó en el Centro de Exposiciones y Congresos de la UNAM.

Además de las conferencias que tuvo este evento que vino a ser el primero de su tipo luego de la pandemia por Covid-19, se contó con un espacio de Cine Debate, donde las estrellas fueron la trilogía “Por un Bistec”, “Implacable” y “Tik Tak”, producidos por las compañías Almeida Filmwork, Akna Music y Tacita de Té, y cuyo creadores de estos trabajos estuvieron presentes para platicar su experiencia.

“Por un Bistec”, que terminó de filmarse un mes antes de la entrada de la pandemia por el equipo de Tacita de Té, es un corto sobre un peleador y excampeón de box que luego de retirarse, regresa al ring por su necesidad económica y presiones familiares y tras ganar unos encuentros, es derrotado por Jorge Cabrera (caracterizado por Isaac Almeida Saavedra), quien además de ser un contrincante más joven y uno de sus admiradores, tenía sus bases de combate en las artes marciales.

“Implacable” es un corto filmado y producido en plena pandemia, donde Jorge Cabrera, quien comenzaba a saborear su fama de campeón ve trucada su carrera profesional por la entrada de la pandemia por Covid-19 y en encierro de dos años, donde la esencia de las artes marciales lo lleva a enfrentar a su máximo rival en una situación de vida o muerte, donde otras personas pueden salir afectadas, y donde su psiquiatra viene a ser parte esencial de la decisión que deberá asumir.

“Tik Tak”, es el otro lado del espejo, donde Akna Savi interpreta a una especialista en salud mental quien, además de asumir el valor y responsabilidad de enfrentar las situaciones y demonios de sus pacientes, debe lidiar contra los de ella misma.

Sobre esta trilogía que, como se mencionó arriba fue producida en plena pandemia, Akna Savi, quien es originaria de Chiapas, artista y compositora de Akna Music, comentó que la presentación de estos filmes fue por una invitación especial para generar un espacio de cine debate, con materiales desarrollados durante la pandemia, enfocados en la salud mental en el deporte y la ciudadanía en general.

“Los tres filmes fueron creados para visibilizar la necesidad de la salud mental y, sobre todo ahora que tras la pandemia por Covid se magnificaron muchas alteraciones que la gente padecía, viene el atender la pandemia de la salud mental que ya se está presentando.

Es un tema que necesita muchísima acción, desde las instituciones las autoridades y la sociedad, para acercar este tema de la salud mental a la sociedad para que deje de ser un tabú en la población, donde también los trabajadores de la salud que atienden estas situaciones sean considerados como personas necesitan atender sus propias emociones”.

En cuanto a la relación de las artes marciales y el deporte en estos temas, Akna comentó que la pandemia puso en evidencia muchísimos problemas por el que pasan las personas, donde, en el caos de los atletas, muchos de ellos se retiraron, otros cayeron en estados depresivos, pensaron en el suicidio o detonaron adicciones.

Incluso, para algunos terminó su vida deportiva al caer su carrera por la que se prepararon durante largos años de entrenamiento y que perdieron su oportunidad de destacar, incluso los que se ejercitaban por gusto, dejaron de hacerlo.

En referencia a los filmes y el papel de Jorge Cabrera, comentó Akna, luego de caer en un profundo estado depresivo por la muerte de amigos y conocidos, sale adelante  gracias a las artes marciales, en este caso, con el karate.

Vuelve a ponerse su karategi y su cinta y, con base a la filosofía y disciplina de las artes marciales y la ayuda de su psiquiatra, regresa a entrenar en solitario y se atreve a romper su agorafobia para salir de su casa y enfrentar su miedo de estar en espacios públicos y cerca de la gente.

“Vemos cómo las artes marciales son una tabla de salvación para este tipo de situaciones, vividas de manera personal, porque también he retomado mis entrenamientos con Sensei Almeida.

Puedo decir que la filosofía marcial va mucho más allá del hecho de decir voy a hacer ejercicio, a entrenar, ya que es una forma de vida, con una filosofía intrínseca. Ojalá las personas se den la oportunidad de conocer ese espíritu que vemos a través de estos filmes”.

Por su parte, Isaac Almeida Saavedra, quien además de interpretar el papel de Jorge Cabrera es practicante y maestro de artes marciales, comentó que “Por un Bistec”, “Implacable” y “Tik Tak” son películas que buscan proyectar diferentes padecimientos mentales.

En el primer corto, a través de un boxeador retirado que se niega a hacerlo; en el segundo corto, con un peleador de artes marciales mixtas que brinca al ring de boxeo, y quien aparentemente tiene una vida resuelta económicamente, vive una profunda soledad y tristeza que lo lleva prácticamente al borde del suicidio. El tercer filme es la historia de una psiquiatra, una profesional de la salud mental que aparentemente está blindada, pero demuestra que, como todos, también tiene un pasado que resolver día a día.

“Lo que buscamos es la identificación de los personajes con el espectador y con esto visibilizar los padecimientos y necesidades que tiene la gente en cuestión de salud mental, para que acuda con un especialista.

En estos filmes, especialmente en ‘Implacable’, las artes marciales juegan el papel de la disciplina, la resiliencia, el tener una personalidad adaptable y forjar un espíritu indomable, que son características que he aprendido a través del karate y otras disciplinas, buscan lo mismo: el mejoramiento constante de la personalidad del practicante para ser más fuertes física y mentalmente, para saber cuáles son nuestras limitaciones, cuándo tenemos que ayudar y cuándo necesitamos ayuda”.

En el caso de Jorge Cabrera, dijo, su salto del tatami al ring para demostrar a los demás que es bueno y brinca a la fama, pero eso no lo preparó para enfrentar una pandemia, como a todo el mundo nos pasó.

Cuando él está en el momento más oscuro, las artes marciales juegan un papel determinante en el momento en que un niño en desventaja y al borde del suicidio necesita su ayuda. Es cuando ese instinto del “Do” se despierta en él y se dice: Tal vez yo no estoy bien, pero hay una persona que me necesita.

“Sanando a esa persona, se sana a sí mismo, y es así como las artes marciales funcionan y se perfeccionan; transmitiendo lo poco que sabes, transformar a la gente, especialmente en cuestión de valores y es lo que tienen las artes marciales, transformarte en una mejor persona, una persona adaptable, capaz de reaccionar cuando te necesitan o, incluso, cuando tú mismo te necesitas”.

Cabe mencionar que tras la presentación de esta trilogía, algunos de los asistentes comentaron sentirse impactados, identificados y en reflexión con las historias, al haberlas vivido personalmente o a través de conocidos, familiares o pacientes, por lo que aplaudieron este trabajo que estará disponible para todas las instituciones y personas que busquen dar apoyo en el tema de la salud mental.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.