Monje Shi Yan Xu, del Templo Shaolin, realizó ceremonia de discipulado en la CDMX

0
334
En un ambiente de misticismo y emoción, el monje guerrero Shifu Shi Yan Xu, representante de la 34ª generación del Templo Shaolin de Henan, China, realizó por primera vez ocasión una ceremonia especial para tomar como discípulos al primer grupo de mexicanos certificados como instructores.
En un ambiente de misticismo y emoción, el monje guerrero Shifu Shi Yan Xu, representante de la 34ª generación del Templo Shaolin de Henan, China, realizó por primera vez ocasión una ceremonia especial para tomar como discípulos al primer grupo de mexicanos certificados como instructores.

En un ambiente de misticismo y emoción, el monje guerrero Shifu Shi Yan Xu, representante de la 34ª generación del Templo Shaolin de Henan, China, realizó por primera vez ocasión una ceremonia especial para tomar como discípulos al primer grupo de mexicanos certificados como instructores.

Esta ocasión especial, que por primera ocasión se realizó fuera del mítico templo de las artes marciales, se llevó a cabo en días pasados en el marco de un seminario que ofreció el maestro que ha sido Instructor en Jefe del Templo Shaolin, quien estuvo acompañado por Shifu Jiang Shimo, del templo de Wudang, lo que aumentó la relevancia de este suceso.

Un área de esparcimiento de un inmueble de la Ciudad de México (CDMX), fue el lugar elegido para estas actividades organizadas por el Centro Cultural de El Templo Shaolin-México (CCTSM), como parte de las actividades que realiza para promover y difundir la cultura y tradiciones Shaolin.

Tomando en consideración los puntos cardinales, el monje guerrero Shifu Shi Yan Xu, quien también es representante del Templo Shaolin para América, dispuso dónde debería colocarse una mesa con una imagen budista, incienso, flores y otros elementos, para realizar la ceremonia.

Al inicio del ritual, Shi Yan Xu destacó la relevancia de este acto de toma de discipulado, para el cual, tuvo que viajar a China para solicitar la autorización por parte del mismo Venerable Abad del Templo Shaolin, debido a que es una ceremonia que se realiza a puerta cerrada, dentro del mismo recinto y solamente con monjes mayores como testigos.

Con la entonación de cantos y mantras, que impregnaron el lugar de una energía peculiar, se dio paso a la toma de discípulos, donde Shifu Jiang Shimo fue testigo de honor y pasó a ser “tío” de los nuevos integrantes tanto de la familia Shaolin como de Wudang.

Al respecto, Shifu Julián Nava Shi, embajador del Shaolin Temple Cultural Center de Norteamérica, así como del Centro Cultural de El Templo Shaolin-México, comentó sentirse satisfecho por este gran paso que inició hace un par de años.

“Lo que presenciamos fue la toma de discipulado, hace mes y medio mi maestro Shi Yan Xu fue al Templo Shaolin, en China, a solicitar autorización al Venerable Abad del Templo Shaolin para hacer la toma de discípulos fuera del templo, que por lo general se hace en el templo y no es tan corta, se toma todo el día”.

Visiblemente contento, resaltó el hecho de que a pesar de que se tienen instalaciones en Canadá y Estados Unidos, Shi Yan Xu decidió hacer esta ceremonia en México, gracias a que quedó muy sorprendido por la capacidad de los mexicanos, de quienes ha comentado que “tienen mucha madera para las artes marciales”.

“Es la sexta vez que venimos en un periodo de tres años, algo que nunca había hecho, pues en un periodo de tres años vamos, a lo mucho, tres veces”.

Mencionó que, entre varias razones, hacer esta ceremonia fue para tener un buen grupo, ya que encontraron potencial y posibilidad de crear instructores primer nivel.

“Se iba a hacer solo la ceremonia de toma de certificación, pero mi maestro decidió hacer la toma de discipulado que automáticamente los hace instructores”.

Respecto al inicio de estas actividades, Shifu Julián Nava Shi comentó que se inició con un proyecto del que se tenía mucha expectación, ya que, en un par de visitas previas, se tuvieron unas experiencias no muy agradables, por lo que se había decidido no regresar a México.

Sin embargo, reconoció que, por su iniciativa, regresó a la Ciudad de México donde ofreció un curso propedéutico, el cual fue exitoso, e incluso, en aquella ocasión logró llegar hasta el Cámara de Diputados.

Gracias a ello, dijo, nuevamente se decidió regresar al país para aplicar el programa especial desarrollado en el Templo Shaolin para formar instructores en América, con lo que se logró formar un grupo con personas con experiencia de hasta 11 años de práctica de kung fu, mismos que después de más de un año de capacitación, pasaron a ser los primeros discípulos en la Ciudad de México.

“En esta ocasión estuvo el maestro de Wudang Jiang Shimo, quien también, por primera ocasión acude a una ceremonia de este tipo y quien, además, se convierte en “tío” de los discípulos, lo que les da la bienvenida en el templo de Wudang y Shaolin.

“Estamos contentos de continuar los trabajos en México y con los nuevos planes en puerta para promover y difundir las actividades de del Centro Cultural de El Templo Shaolin México”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.