Taichi: Entendiendo las Caderas y la Cintura – Zhengque Lijie Kua Yao (2a parte)

0
1531
Entendiendo las Caderas y la Cintura. Fotos cortesía.

A continuación, presentamos la 2a parte de la serie de artículos escritos por el maestro Sam Masich*, relacionados con estudios y aspectos esenciales que deben conocerse para una mejor práctica de la disciplina del Taichi, las cuales son publicadas en el marco de la celebración del Día Mundial del Taichi y Qigong.

Taichi: Entendiendo las Caderas y la Cintura ─ Zhengque Lijie Kua Yao 正確理解胯腰

Por Sam Masich*

Traducción: Ricardo Buenaventura

2a parte
La Cintura
Describiendo la cintura

La cintura (yāo 腰) es una parte de la región interior del torso que rodea el abdomen a un nivel, aproximadamente, entre la parte superior de la pelvis (en la cresta ilíaca) y la parte más baja de la caja torácica o entre las vértebras lumbares dos y cuatro. La palabra “cintura”, en términos generales, se refiere a una unión en el centro que se estrecha de un objeto formado por dos partes unidas.

El movimiento relativo en la cintura, en el que la caja torácica se mueve contrario a la pelvis, se logra mediante la interacción de tres capas de músculo a lo largo de la pared abdominal. Estos son, de afuera hacia adentro: los oblicuos externos, los oblicuos internos y el transverso abdominis. Las fibras de estos músculos se unen hacia la línea media que rodea el rectus abdominis y también sirven para apoyar la respiración y proteger los órganos abdominales. La región de la cintura alberga los órganos de digestión y los órganos de eliminación, incluidos el estómago, el colon, el intestino delgado, los riñones, el hígado, páncreas, bazo y vesícula biliar.

Debajo de estos, en la región pélvica, se encuentran la vejiga urinaria y los órganos de reproducción, incluidos (en las mujeres) el útero, las trompas de falopio y los ovarios y (en los hombres) los testículos.

Varias ubicaciones de puntos importantes, utilizados en las artes de autocultivación internas (nèigōng 內功) y en la Medicina Tradicional China (zhōngyī 中 醫), particularmente en acupuntura (shùxué 腧穴), están localizadas en la región abdominal, incluyendo el “campo del cinabrio”(dāntián 丹田) , la “puerta de la vida” (mìngmén 命門) y “el océano de la energía vital” (qìhǎi 氣海). Estos juegan un papel en los aspectos energéticos avanzados del entrenamiento de taijiquan.

Imagen 1. Cortesía

El movimiento claro y articulado de la cintura apoya la práctica correcta de formas y ejercicios en el taijiquan. Sin habilidad en el movimiento de la cintura, muchos de los objetivos del taijiquan –particularmente en las áreas marcial, mantenimiento de la salud y autocultivación– no se pueden realizar correctamente. La rotación del torso, por ejemplo en “mirar a la derecha” (o “girar al lado cerrado”), estimula y masajea los órganos abdominales que, en circunstancias normales, no cambian mucho de posición. Cuando este tipo de movimiento de la cintura es claro, es posible ver aparecer un pliegue en la camiseta del practicante, cayendo en diagonal hacia abajo desde el área del hombro girado hasta la cresta ilíaca del lado opuesto. La inclinación también es generalmente visible por los pliegues en la prenda superior, mientras que los indicadores de compresión y extensión son difíciles de ver.

  1. Cómo se mueve la cintura

El movimiento iniciado desde el yao implica combinaciones de cuatro tipos de articulación: rotación, inclinación, compresión y extensión. Mientras que la mayoría de los ejercicios clásicos de empuje de manos enfatizan la rotación de la cintura (la caja torácica gira lateralmente en relación con las caderas) para efectuar la neutralización, la inclinación de la cintura (inclinación desde el eje vertical en cualquier dirección y en relación con las caderas) cumple la misma función neutralizadora. La compresión longitudinal y la extensión de la cintura se utilizan para incrementar la neutralización y apoyar las expresiones de poder.

Ya sea que el movimiento se inicie de manera central o periférica, los músculos del área de la cintura inevitablemente se ven involucrados, lo que resulta en lo que a menudo se denomina “movimiento desde el centro”. Al comienzo de las acciones iniciadas centralmente, los músculos de la parte inferior del abdomen son los primeros en moverse; Una vez que comienza el movimiento, todas las partes del cuerpo hacen su contribución al esfuerzo del  movimiento. Los músculos de la parte inferior del abdomen, a través de combinaciones de flexión y relajación, brindan apoyo inmediato a las acciones iniciadas periféricamente por los brazos y las manos. El concepto de “moverse desde el centro” es vital para el desarrollo del “movimiento perceptivo”, una forma de transportarse que permite mantener los principios del taijiquan durante la acción dinámica.

Imagen 2. Cortesía.

Las caderas y la cintura necesitan un cierto grado de autonomía entre sí para que el practicante logre un “movimiento desde el centro”. Es especialmente importante tener en cuenta que el movimiento relativo de la cintura en taijiquan siempre se decide intencionalmente o debe entrenarse y arraigarse hasta el punto de ser reflexivo. El practicante siente conscientemente un movimiento de cintura claramente articulado, pero no es necesariamente aparente para un observador. Tal movimiento puede ser extremadamente sutil en los practicantes que dan a la región de la cintura una alta prioridad en el entrenamiento.

Aprender a controlar el movimiento de la cintura puede comenzar durante la práctica de ejercicios preparatorios como los que se encuentran en la rutina “Las ocho joyas del brocado estilo  Yang de Taijiquan” (Yángshì Tàijíquán Bāduànjǐn 楊式太極拳八段錦), en la que ejercicios simples de aislamiento de cintura preceden a ejercicios de integración de cintura más complejos. Los estudios de articulación y coordinación de cadera y cintura con el propósito de entrenar en artes marciales, generalmente comienzan con ejercicios en pareja, como en el “Método de ocho discos con paso fijo del Empuje de manos” (bāpán jiàzǐ dìngbù tuīshǒu 八盤架子定步推手). Estos ocho ejercicios examinan las formas en que la fuerza puede ser recibida, neutralizada y devuelta mientras se mantienen condiciones de profunda adherencia. Son vehículos ideales para el estudio de las caderas y la cintura, y son una excelente preparación para “los cuatro cuadrados del empuje de manos” (sìzhèng tuÄ«shǒu 四 æ­£ 推 手), que exige una coordinación aún mayor del complejo kua-yao.

Sam Masich. Foto Cortesía (1)
  1. Funciones de la cintura

La cintura juega muchos roles en el taijiquan y su importancia funcional no puede ser exagerada. A continuación se presentan algunas de sus funciones significativas.

La cintura como eje

La cintura está ubicada en el centro del cuerpo y, en “La transmisión de la circulación y el cultivo de las trece fuerzas”, se compara con el eje de una rueda:

La “energía vital” (qì æ°£) es como una rueda: la cintura (yāo 腰) es como el eje.

En taijiquan, el concepto de “cintura como eje, qi como rueda” funciona de varias formas, entre ellas la estabilización del movimiento, la neutralización de la fuerza, la generación eficiente de energía y la acumulación de qi. El sistema de rueda y eje posee muchas ventajas mecánicas cuando se gira cualquiera de las dos partes. El sistema se utiliza de dos formas básicas. Primero, si se aplica fuerza al exterior de una rueda que hace que gire, se genera una torsión en su eje; una rueda más grande puede generar más torsión con menos esfuerzo que una pequeña. Este principio se utiliza en dispositivos como el destornillador, el cabrestante y la polea. En segundo lugar, si se aplica fuerza para provocar la rotación del eje, entonces se produce un movimiento mayor, más rápido y constante en la periferia de la rueda. Este principio se ve en una bicicleta y en dispositivos simples de volante, como el torno de alfarero accionado con el pie. Las aplicaciones más complejas del volante incluyen la regulación de maquinaria, como los motores de automóviles y la acumulación y almacenamiento de potencia cinética en motores alternativos. Estos principios mecánicos proporcionan la base para muchas técnicas de artes marciales en taijiquan. Los sistemas de almacenamiento por volante, que se utilizan para almacenar energía rotacional de entrada, sugieren una metáfora de las prácticas tradicionales de neigong concentradas en recolectar, almacenar y reutilizar el qi en el abdomen.

Las variadas formas de mover la cintura también evocan un giroscopio, una rueda que, cuando gira rápidamente y montada sobre un eje libre para alterar su dirección, se puede utilizar para estabilizar un objeto, cambiar de orientación y medir cambios en orientación. Combinando el movimiento central y periférico, el cuerpo es capaz de rodar, rotar, girar, pivotar, etc., en una variación infinita. Dado que los músculos individuales solo son capaces de tirar, las partes más pesadas del cuerpo deben, por su mayor masa, proporcionar un ancla para los esfuerzos de las partes más ligeras. En taijiquan, encontrar apoyo para partes del cuerpo más livianas y pequeñas mediante la colocación hábil de figuras más grandes y pesadas en métodos como “enraizamiento”, recibir la fuerza, soportar la estructura y “desarraigar”. En consecuencia, el movimiento hacia afuera, iniciado por las extremidades externas, puede superar la inercia en el núcleo interno. Las habilidades de suavidad, tacto altamente sensible y la emisión de fuerza como un látigo resultan de la libertad en la periferia y son posibles gracias a la estabilidad en el centro.

La “cintura centrada”

El “centro de gravedad” o “centro de masa” es un punto singular y no visible que reside en la región de la cintura, aproximadamente en frente de la segunda vértebra sacra y es donde la masa combinada del cuerpo parece estar concentrada. El cuerpo es estable al máximo cuando el centro de gravedad está alineado directamente sobre el centro de la postura, en otras palabras, la línea de gravedad debe residir por encima de la base de apoyo. Un centro de gravedad más bajo y una base de apoyo más amplia, dentro de los límites estructurales de las articulaciones y músculos de la pierna, dan como resultado una estructura de la postura más estable. Este centro de gravedad se correlaciona con el punto conocido en la medicina china y las artes internas como el “dantian inferior” (xià dāntián 下 丹 田), de ahí el consejo “hundir el qi en el dantian” (qì chén dāntián æ°£ 沉 丹田 ), que se encuentra en “El Tratado de Taijiquan” (Tàijíquán Lùn 太極拳 論). El movimiento de las partes periféricas del cuerpo, los brazos y las piernas, tiene lugar alrededor y en referencia al dantian, que por lo tanto puede denominarse “centro de movimiento”. Los maestros de taijiquan consideran al dantian como el punto específico a partir del cual se origina el “movimiento desde el centro”.

La “cintura de apoyo”

El movimiento a través del “recorrido de la cadera” durante el cambio de peso hace que la cintura sea transportada sin necesidad de flexión abdominal, dejando la región de la cintura libre para soportar las acciones realizadas por los brazos y las manos. Cuando los brazos se apoyan de esta manera, hay unidad en la base de la postura, el núcleo de las caderas y la cintura y los brazos. Por el contrario, cuando se tuercen los tobillos y las rodillas se rotan, los músculos del área de la cintura se vuelven rígidos, obstruyendo la coordinación de los músculos centrales y dejando los brazos y las manos sin el apoyo de la postura, las caderas y la cintura.

En el contexto de “adherencia profunda”, las regiones del cuerpo utilizadas para establecer y mantener el “punto de contacto” (generalmente los brazos y las manos) necesitan apoyo de los músculos de la región de la cintura. La capacidad de “descansar” y “soportar” en el punto de contacto entre dos compañeros se desarrolla mejor cuando la estructura de la cintura soporta las acciones de los brazos y las manos y, a su vez, está apoyada por la pista de la cadera. La coordinación hábil de los músculos del área de la cintura con el movimiento a través del reccorido de la cadera refuerza el soporte del punto de contacto.

La “cintura que gira”

El giro del área de la cintura realizado por un movimiento relativo, por ejemplo, cuando las costillas se mueven y las articulaciones de la cadera no lo hacen, causa un movimiento lateral de la cintura contrario al camino que tomaría la pista de la cadera durante el cambio de peso. El giro relativo de la cintura no altera la estructura de la postura, ya que el movimiento no depende de las piernas.

Tratar de girar la parte superior del cuerpo sin el uso de un movimiento relativo en el área de la cintura hace que los tobillos se tuercen, las rodillas se roten y la pista de la cadera se deforme. En estas situaciones, la cintura y la parte superior del cuerpo en realidad se transportan hacia un lado por los elementos giratorios de las piernas, un tipo de movimiento que no debe describirse como “girar la cintura”.

La cintura que gira hacia el lado cerrado de la postura se usa para neutralizar la fuerza lejos del centro. Cuando uno se pega al oponente o compañero de práctica que está ejerciendo presión, se puede rotar o inclinar la cintura para neutralizar. El giro de cintura con movimiento relativo bien empleado, generalmente requerido en situaciones de “mirar a la derecha”, donde uno debe girar hacia el lado cerrado de la postura para evitar ser atrapado por la fuerza entrante, conserva las condiciones requeridas para un agarre profundo.

La “cintura generadora”

La cintura contiene el mecanismo para sintetizar energía a partir de materias primas. El término dantian, literalmente “campo del cinabrio”, alude a un crisol imaginado dentro de la región abdominal donde se produce el “elixir de la vida” (o inmortalidad). Esta imagen, extraída de la alquimia interna taoísta (dàojiào nèidān shù 道教 內丹 術) concuerda bien con la bioquímica que tiene lugar en el tracto digestivo, que se encuentra en la región de la cintura. Aquí, los componentes de los alimentos, como los carbohidratos y las grasas, se biosintetizan en azúcares utilizables y ácidos grasos para ser transportados por todo el cuerpo por moléculas de adenosín trifosfato (ATP) que contienen energía. Se cree que masajear los órganos digestivos y otros órganos internos con el movimiento de la cintura, como se encuentra en las prácticas de taijiquan, ayuda a optimizar este proceso de generación de energía.

La “cintura creadora”

La cintura es también el “centro de origen”, el lugar donde comienza el proceso de creación en el cuerpo humano. Después de la fertilización y la creación de la primera célula o cigoto, la masa posterior de células aún indiferenciadas (blastocito) se somete a diversos procesos para formar el embrión, que se implanta en el endometrio, formando una conexión umbilical con la placenta. En esta etapa, el embrión ha formado un eje de arriba hacia abajo y de lado a lado, pero no se identifican partes del cuerpo separadas. Es a partir de este “centro” que el cuerpo se desarrolla gradualmente, creciendo tanto hacia su periferia interna como externa hasta que, en la última etapa del desarrollo fetal, se producen movimientos rítmicos de “respiración” y las uñas se extienden más allá de la punta de los dedos. Algunos entienden el dantian como un punto intangible en algún lugar profundo del vientre, que existe como un remanente del origen de la existencia física propia.

La “cintura que nutre la vida”

La atención a la región de la cintura es una parte importante de la mayoría de las prácticas internas de autocultivación que forman parte de la filosofía de la salud llamada “vida nutritiva” (yǎngshēng 養生). Los estilos de vida modernos hacen poco para ejercitar la gama de posibilidades de movimiento en la región de la cintura y muchas actividades laborales contemporáneas requieren un movimiento o fuerza corporal central mínima. La falta de actividad abdominal provoca un estancamiento en la región de la cintura y puede tener graves consecuencias para la salud. Los practicantes de taijiquan continuamente profundizan su comprensión de la región de la cintura, ya que es la ubicación de muchos de los órganos del cuerpo, además de su función como centro de gravedad, masa y movimiento.

Sam Masich. Foto Cortesía (4)

Continuará…

*Sobre Sam Masich:
El maestro Sam Masich ha inspirado a miles de estudiantes a lo largo de su camino con su interpretación única de las artes marciales internas chinas. Su trabajo como instructor a tiempo completo lo ha llevado a más de cien ciudades en Canadá, Estados Unidos, México, Inglaterra, Alemania, España, Italia, Suiza, Escocia y China. Estudiantes de todo el mundo han viajado para estudiar con él en talleres y seminarios como sus campamentos anuales de entrenamiento de verano para empujar las manos que se llevan a cabo en Vancouver, Canadá y en Berlín, Alemania.
Este artículo de tres entregas, Comprensión de las caderas y la cintura, es un extracto de la próxima publicación Fundamentos del Taijiquan tradicional: Conceptos básicos y ensayos del plan de estudios completo sobre Taijiquan, de Sam Masich.

 

¹Artículo publicado con autorización del autor. Agradecimientos especiales a Ricardo Buenaventura, de la página de Facebook TaichienTodosLados, por las facilidades de traducción, contacto y corrección de estilo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.