Con emoción y bajo una serie de reglas, protocolos y medidas de higiene, el Judo Klub Bežigrad, en Eslovenia, se convirtió en uno de los primeros clubes en reiniciar entrenamientos del arte marcial en el mundo, luego de dos meses de cuarentena por la pandemia de COVID-19, informó la Federación Internacional de Judo (IJF, por sus siglas en inglés).

La noticia que alienta a practicantes de diferentes disciplinas, fue publicada en la página web oficial de la IJF, en una noticia encabezada sencillamente “De vuelta al judo”, con la experiencia que viven practicantes de este club, y tras una charla Miroslav Bilic, con uno de los instructores.

La reactivación de entrenamientos inició el pasado martes 11 de mayo, tras tomar las recomendaciones y protocolo realizado por la IJF, por lo que cuentan con reglas y limitaciones para los atletas y entrenadores.

“Deberías escuchar su emoción cuando habla de abrir de nuevo, para comprender cuánto echamos de menos el judo, el dojo y las competiciones”.

De entrada, se refiere que solo se permite entrenar a judocas mayores de 14 años. Al comienzo del entrenamiento tenemos que desinfectar todo, además de que los practicantes no pueden usar vestuarios y duchas, por lo que tienen que llegar preparados.

Los niños pueden ingresar al dojo uno por uno y deben quitarse la máscara o cubrebocas cuando ingresen al dojo, donde deben lavar y desinfectar sus manos antes de que avance el entrenamiento.

Los atletas solo pueden tener un uke o compañero durante toda la sesión de entrenamiento y no pueden cambiar. Un par debe tener 20 metros cuadrados de tatami y no puede salir y nadie puede entrar en su área.

Se comenta que después del entrenamiento, se desinfecta “cada centímetro del dojo”, se abren ventanas y esperan 30 minutos para comenzar la próxima sesión de entrenamiento.

El entrenador afirmó que todos los practicantes están emocionados de regresar a sus entrenamientos, luego de dos meses de cuarentena.

“¡Sí, están muy, muy emocionados! Cuando les pregunté del 1 al 10, cuánto extrañaron la escuela, respondieron 3. Cuando pregunté ¿cuánto extrañaron el judo?, la respuesta habitual fue 9 o 10. Junto con ellos, estoy emocionado. Estos dos meses fueron terribles para mí. Antes de la cuarentena, solía pasar todo el día en el dojo y ahora estoy tan feliz de poder volver. Tuvimos capacitación en línea, pero es totalmente diferente. Hablé con competidores menores de 14 años y tampoco pueden esperar para volver”.

Respecto al aprendizaje que les dejó esta época, el entrenador lo consideró como una gran experiencia, en la que tuvieron en contacto y al pendiente de cada judoca. Además, tuvieron entrenamientos físicos para espalda, estómago y piernas, así como entrenamientos “de sombra”, esto fue tres veces a la semana, en los dos meses de cuarentena, por lo que ahora deberán adaptarse a las nuevas situaciones.

“Creo que llevará mucho tiempo volver a la normalidad, especialmente para los judocas más jóvenes. El elemento que más nos falta es la competencia en este momento. Es un mínimo de seis meses sin eventos y será muy difícil volver. Al menos ahora podemos hacer técnicas. Estábamos tan ocupados con las competiciones antes, tal vez ahora es un buen momento para trabajar en las técnicas y desarrollarlas”.

Cabe mencionar que Judo klub Bežigrad lleva a cabo sus entrenamientos con base al protocolo que la International Judo Federation hizo público en días pasados para todos sus afiliados, el cual puede ser consultado en varios idiomas en este enlace: https://www.ijf.org/news/show/recommended-protocols-during-covid-19-pandemic

 

Con información de International Judo Federation. Foto tomada de Facebook Judo klub Bežigrad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.