Muchas personas consideraran esta etapa de cuarentena como una gran adversidad que deben enfrentar, y aunque para muchas de ellas estos es algo terrible que les nubla la vista para actuar, para otras representa un reto por afrontar y ponerse a prueba a sí mismas como un guerrero.

Ante esta situación, la Dra. Martha Nieves Gutiérrez, primera Psicóloga del Deporte México, expresó su parecer en cuanto a cuál debería ser la postura ante esta situación por parte de un practicante de artes marciales, así como del resto de la gente, en una entrevista que se le realizó en el programa de radio “Tenemos que Hablar”, con Martín Pantoja.

Por ello, durante una charla telefónica, la especialista que ha sido asesora y psicóloga de atletas de alto rendimiento de diferentes deportes y selecciones nacionales, reiteró los aspectos para enfrentar la adversidad que se vive actualmente.

Primeramente, mencionó que la adversidad es una situación inesperada, negativa y desagradable, que al llegar por sorpresa e impacta a una persona, que en ese momento debe poner a prueba muchas de sus capacidades, y es donde debe salir a flote sus habilidades y fortalezas poder enfrentar y resolver con éxito la situación.

Normalmente, dijo, se entra en un gran conflicto, como ocurre en estos días, donde muchas personas pierden el aliento, se frustran, se sienten derrotadas y se dejan llevar por toda la negatividad que impera en a su alrededor, en otras palabras, se dejan vencer, aseveró.

¿Cómo se reacciona?

Hay otros tipos de reacciones; la de aquellos que tienen una Fe, piden a Dios que les ayude y solo oran y piden, en espera de un milagro. Otros más recuerdan que, además de rezar, se debe trabajar, y es parte de lo que se vive en la actual situación, muchos ya trabajan desde su casa para no salir, y es entonces que viene la prueba para resolver adecuadamente para adaptarse a una situación o conflicto que sucede para dar una solución.

Ante la adversidad en tiempo de cuarentena…

La Dra. Martha Nieves afirmó que, tras el impacto que se ha vivido con la cuarentena y su secuelas y lluvia de noticias, se debe respira hondo y es en estos momentos en que se descubre y sale el temperamento y carácter de la gente, surge la fuerza vital que nos caracteriza y hace que recordemos que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios, que además del cuerpo, tenemos espiritualidad, un don y un talento para sacarnos adelante.

Esta etapa lleva al interior de cada persona, al análisis de uno mismo que nos lleva a decir: “¡Claro que puedo!”, y esto debe ser más enfático en un practicante de las artes marciales que se además de entrenar su cuerpo, tiene que haber forjado su mente y espíritu.

Es cuando la persona, el artista marcial, reorganiza sus actividades y su vida misma, es cuando reconstruye sus ideas, su sentir y donde los mismos pensamientos son lo más importante para salir adelante.

Pensar que se es fuerte, inteligencia, espíritu y vida para iniciar una nueva etapa. Sale a flote la mentalidad triunfadora, de empeño y éxito.

Para lograr esto, prosiguió la especialista, debemos alimentar nuestra mente y espíritu con pensamientos y enfoques positivos, triunfadores, en todo lo que se ha ganado y lo bueno que se a construido para enfrentar y resolver.

La situación adversa que se vive por la etapa de cuarentena y el cierre de espacios de trabajo y todas las secuelas que acarreadas son una un reto, y estos son para los grandes triunfadores, los grandes peleadores.

En este momento hay dos opciones, o te quedas tirado a lamentar y llorar derrotado la situación, o se saca la casta, despiertas el espíritu indomable y la fuerza vital para levantarse y sea uno el que le dé un golpe a la adversidad.

Se debe estar convencido que para eso se ha entrenado, para descubrir lo ha estado oculto por conformismo; es ahora el momento de estar con uno mismo para decirnos: “sí puedo, sí quiero y sí tengo ese don para lograrlo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.