Con su boleto para Juegos Paralímpicos de Tokio 2020-21, la taekwondoín chihuahuense Daniela Andrea Martínez Mariscal no cesa sus entrenamientos para subir al podio y escuchar el Himno Nacional de México.

La atleta fue una revelación del parataekwondo mexicano, tras conquistar la presea de oro en los Juegos Parapanamericanos Lima 2019, en K44 +58 kilogramos, luego de vencer a la campeona mundial de su categoría, con apenas un año en la disciplina.

En marzo de 2020, en el preolímpico continental de la disciplina, justo antes de que se declarara la cuarentena por la crisis del COVID-19, Daniela Martínez consiguió el pase a los Juegos Paralímpicos de Tokio, Japón, que se realizarán del 24 de agosto al 5 de septiembre de 2021.

Ya con el boleto para México, la parataekwondoín regresó a Delicias, Chihuahua, para instalarse en casa de sus padres y continuar con su preparación, rumbo a lo que será el debut del para taekwondo en Juegos Paralímpicos.

“Estoy con una actitud positiva ante lo que estamos viviendo en todo el mundo, trato de ser optimista y paciente, además de ser muy disciplinada en el aspecto de que se aplazaron los Juegos Paralímpicos y que ahorita que estamos todos en nuestras casas; hay que adaptarnos a la situación y a los espacios que hay y al equipo que pudiéramos llegar a tener o no tener”, compartió la joven de 26 años.

La campeona parapanamericana explicó que, con apoyo de su profesor estatal, Isaac Rojas, acondicionó un espacio en casa para sus entrenamientos.

“Me prestó su tatami para poder ponerlo en la cochera de mis papás, ahí lo adapté, me prestó el domi (colchón para golpear) para poder pegar y entrenar lo técnico; quien me ayuda a los entrenamientos técnicos es mi hermano menor Luis. Para el entrenamiento físico, adapté la sala de la casa”, detalló la chihuahuense, quien antes practicaba atletismo y futbol.

“El entrenamiento técnico me lo manda la profesora Jannet Alegría y el físico la profesora Martha Amaya, ha sido un poco complicado porque mi hermano no sabe de taekwondo, en realidad nadie de mi familia y es como irles enseñando poco a poco y yo irme adaptando a ellos, así que sí, es complicado, pero no imposible, entonces le echamos ganas”, reconoció la atleta.

“En algunas ocasiones me doy la oportunidad de entrenar con el profesor Isaac Rojas, sólo que él vive en otra ciudad, yo vivo en ciudad Delicias y él en la ciudad de Chihuahua, entonces son 78 kilómetros que nos separan, pero procuro ir una vez por semana, sólo entrenamos los dos, en su escuela, para cuidar la sana distancia, el profesor me ayuda mucho”.

Para Daniela Andrea la motivación principal es repetir la hazaña de Lima y lograr subir al podio en la justa veraniega que se celebrará en 2021.

“Seguir echándole ganas, con la mentalidad de dar los mejor, de dar el todo por el todo, para poder lograr un buen resultado, el mejor en Tokio, en mis primeros Juegos Paralímpicos, escuchar otra vez mi himno nacional y ahorita más que todo es eso, prepararme, ser paciente, es muy importante ser realista de la situación, estar consciente de que no puedo cambiar nada, sólo sacarle provecho a lo que tenga de momento”, puntualizó.

Por último, la parataekwondoín aconsejó “ser positivos, ser muy optimistas en esta situación, no bajar la guardia, cuidarnos mucho, obedecer a las órdenes que nos indica el gobierno, quedarnos en casa, cuidarnos y cuidar a nuestra familia”.

 

Con información y foto de CONADE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.