Emotiva conmemoración por 60 Años de Karate-Do en México

0
150
©Sendero Artes Marciales 60 Años Karate en México

Emotiva ceremonia de conmemoración por los 60 Años del Karate Do en México, se vivió en el mismo lugar donde Shihan Nobuyoshi Murata Morishita ofreció la Asociación México Japonesa, espacio donde se realizó la primera demostración del Camino de la Mano Vacía en el país.

Para este festejo, se contó con la asistencia de Sensei Manuel Mondragón y Kalb y Sensei Guillermo Hoffner Long ─dos de los pioneros mexicanos en la práctica del arte marcial─, Makiko y Kasumi Murata, hijas de Shihan Murata, así como Sensei mexicanos y japoneses residentes en México, además de un grupo de maestros que llegaron de Japón, especialmente para este evento, al que también asistió el Embajador de Japón en México, Yasushi Takase.

Este evento también fue un escenario de reencuentro entre practicantes, maestros y alumnos, donde Shihan Koichi Shoda y Shihan Keibun Oura, fungieron como organizadores para celebración de los 60 Años del Karate Do en México, que además sirvió para guardar un minuto de silencio en honor a los maestros fallecidos.

Luego de las palabras de bienvenida, llegó el momento de que el Embajador de Japón en México, Yasushi Takase tomara la palabra para enviar un mensaje de reconocimiento y felicitación a todos los maestros japoneses y mexicanos, así como practicantes de karate, a fin de que tenga un mayor desarrollo y sirva para fortalecer los alzos de amistad con Japón.

Responsabilidad de entender el karate-do: Sensei Manuel Mondragón y Kalb

Uno de los momentos más emotivos, fue cuando Shihan Koichi Choda dio a la palabra a Sensei Manuel Mondragón y Kalb, a quien se refirió como el ‘padre’ y ‘abuelo’ que levantó el karate-do en México, además de ser quien formó la FEMEKA.

El Dr. Manuel Mondragón y Kalb recordó que fue María Esther Zuno Arce, esposa del presidente Luis Echeverría, quien conoció al maestro Murata y lo invitó a dar una exhibición en la Asociación México Japonesa.

Mencionó que, en aquella época, varios mexicanos practicaban judo, pero nunca habían escuchado la palabra karate hasta aquella demostración de la él, junto con Carlos Vila, quedaron sorprendidos y los llevó a solicitar a Shihan Murata que les enseñara este arte, a lo que él dijo: “No, los mexicanos no tienen la capacidad de entender karate”.

A los dos meses de esta solicitud, prosiguió, el maestro Nobuyoshi Murata, a quien consideró como un hombre disciplinado, lleno de valores y pleno de fuerza, accedió a dar clase a un reducido grupo de mexicanos.

Sensei Mondragón y Kalb mencionó que en las enseñanzas que recibieron sus los alumnos, se logró aprender la técnica, pero algo a destacar, fueron los valores del arte marcial, algo que “lo que lo traemos metido y que para mí significó el desenvolvimiento de toda una vida”.

Tras una reflexión sobre las separaciones y diferencias que se han dado en el karate, Sensei Mondragón y Kalb refirió que se debe entender que el mundo cambia y ahora se vive en una época muy diferente en la que los practicantes de karate deben adaptarse para estar unidos.

“Hoy estamos en el momento del karate-do, el karate budo, como deporte y como arte marcial. Tenemos la capacidad y obligación de ser muy buenos y ganar olimpiadas, pero también la obligación de entender lo que es karate-do, eso no puede irse”.

“… tenemos que tener esos valores, esa forma de pensar, de proyectar de adentro… si lo actúa uno de corazón, de emoción y vocación, nunca se cansa uno, es su propio ser el que habla”.

Asimismo, Sensei Mondragón y Kalb, recordó a Juan Jorge Farías, Antonio Márquez, Juan Ángel Tabizón, entre otros que ya fallecieron e hizo un reconocimiento a Sensei Guillermo Hoffner, otro de los pioneros del Karate-Do en México quien fue otro de los alumnos que abrevaron de los conocimientos de Murata.

Al respecto, al tomar la palabra y realizar la demostración de un kata, Sensei Hoffner, agradeció a la fuerza del destino por haber conocido a quien fue su maestro que le enseñó el ‘Do’ como el camino de la vida con el alma y espíritu gracia a los cual “hizo que tuviera amigos, que es el gran tesoro, todos caminando como una gran familia”.

60 años de karate, año de renacimiento

En este festejo, Makiko y Kasumi Murata, también recordaron a su padre Shihan Nobuyoshi Murata Morishita, a quien recordaron como un “japonés mexicanizado” que aprendió filosofía y letras en español fue para entender a las letras de los tríos y tangos, gracias a lo cual llegó a México.

En este país, dijeron, conoció a sus más entrañables amigos mexicanos que le enseñaron motivos profundos para vivir y morir en México.

Comentaron que, en Japón, cumplir 60 años significa renacer, y se acostumbra vestir de color rojo que significa el espíritu de la juventud, por eso “deseamos que estos 60 años sean inicio de un renacer fortalecido, respetado y bendecido de esta grandiosa disciplina”.

Reconocimientos

La conmemoración por los 60 Años del Karate Do en México también fue ocasión para entregar reconocimientos a medallistas mundiales, maestros japoneses residentes en México, a quienes han sido presidentes de la FEMEKA, así como al grupo de maestros japoneses que llegaron al país para participar en este evento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.