A fin de evitar proteger la salud de los infantes y evitar enfermedades derivadas de una mala alimentación, el Congreso de Oaxaca aprobó este miércoles prohibir la distribución, venta, regalo y suministro de bebidas azucaradas y alimentos chatarra a menores de edad.

La determinación fue en adición del Artículo 20 bis, de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca, sobre el que la diputada Magaly López Domínguez, indicó que se instaura una política pública que mejora y protege la salud de la población infantil sin afectar ni perseguir a los pequeños comercios, ya que la venta de estos productos no se prohíbe de manera general, sino únicamente a menores de edad.

No se limitará la comercialización de alimentos tradicionales; al contrario, la responsabilidad por el consumo de los denominados “chatarra”, estará a cargo de las madres y padres de familia.

“La presencia de estos elementos en la dieta infantil deviene en obesidad, sobrepeso, diabetes y otras enfermedades que merman considerablemente la calidad de vida de las personas e incluso ocasiona la muerte”, señala el dictamen.

La propuesta legislativa, aprobada en la sesión ordinaria de este miércoles, toma como referente estudios académicos y científicos en materia de salud, así como compromisos internacionales como el suscrito por México en la Agenda 2030, aprobada el 25 de septiembre de 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas -en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible- que entre sus objetivos plantea reducir cualquier forma de malnutrición.

Así, niñas, niños y adolescentes tendrán el derecho de disfrutar del más alto nivel posible de salud. Para este propósito, los tres niveles de gobierno deben coordinarse para llevar a cabo la promoción de una alimentación sana y balanceada, el consumo de agua potable como parte esencial de la nutrición, así como fomentar el ejercicio y las actividades físicas en la población infantil.

En el caso de Oaxaca, estadísticas oficiales reportan que el 12.7% de niños menores de 5 años presentan desnutrición crónica (baja talla y bajo peso), y 1.2 millones presentan anemia crónica.

En tanto, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), señala que uno de cada ocho niñas y niños menores de 5 años padece desnutrición crónica, considerando que la desnutrición se presenta principalmente en los estados del sur de México, como es el caso de Oaxaca, en las comunidades rurales más que en las urbanas, siendo los más afectados los hogares indígenas.

En este contexto, diputadas y diputados, aprobaron la modificación a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca, misma que fue turnada al Ejecutivo estatal para su publicación en el Periódico Oficial.

 

Foto Twitter @CongresoOaxLXIV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.