Un gran paso está por dar la organización Jitte Karate Do en la Ciudad de México (CDMX), con la próxima realización de exámenes su 19ª generación de alumnos Cinta Negra, además de altos grados, como parte de sus actividades y cambios para la mejora y crecimiento de todos sus integrantes.

Para este gran paso, además de la práctica de varios años, desde meses atrás un grupo de nueve practicantes del arte marcial intensificaron sus entrenamientos para pulir sus técnicas y conocimientos en entrenamientos especiales, dirigidos por Shihan Alberto Morales, Cinta Negra 6º Dan, fundador y presidente de Jitte Karate Do.

En entrevista en uno de estos entrenamientos, Shihan Morales mencionó que en esta ocasión son seis los candidatos para lograr la Cinta Negra, uno más para 2º Dan y dos más que buscarán tener el 3er Dan, mismos que han tenido una preparación exhaustiva, lo cual forma parte del protocolo para obtener el grado correspondiente.

“Llevamos varios meses de preparación, en la que se incluyen carrera de cinco kilómetros para los que recibirán Cinta Negra; para los altos grados fue de diez kilómetros. Además, tuvimos un campamento de iniciación de tres días, lo cual es un requisito para que estén preparados mental, física y técnicamente”.

Inicia nueva etapa

Shihan Alberto Morales destacó que la nueva generación de Cintas Negras serán un parte aguas. Primeramente, porque será la primera ocasión en que todos los aspirantes son personas adultas, además de que entre ellos estará Andrea Flores, quien es una alumna con Síndrome de Down.

La otra cuestión relevante, prosiguió, se debe a que desde hace tiempo comenzaron a iniciarse en la línea del Karate Do Shotokan de la Japan Karate Association  de Jalisco (JKA-Jalisco), con asesoría de Sensei Santiago Manrique Moheno, lo cual ha sido un gran cambio positivo y aprendizaje para todos los integrantes de Jitte Karate Do, y estos serán los primeros exámenes con la práctica de este estilo de karate tradicional.

En cuanto al hecho de que Andrea Flores vaya a realizar su examen de Cinta Negra, comentó que ella fue formada en otra escuela, donde gracias a su maestro tuvo grandes avances que la llevaron a obtener la Cinta Café.

Sin embargo, por diferentes causas llegó a Jitte Karate Do, donde, luego platicar con su maestro inicial, fue recibida para que continuara su camino en el arte marcial.

Lo anterior, afirmó, representa una motivación para los alumnos de menor grado, especialmente para niñas y niños, por lo cual el examen se realizará en un gimnasio donde podrán asistir con sus familias ser testigos de este gran hecho.

De mamá a practicante de Karate Do

Yolanda Virginia Muedano Ojeda, es una de las alumnas que presentará su examen para Cinta Negra, luego de más de cuatro años de práctica y con dos hijos menores de edad.

“Para mi representa algo que me hace sentir muy orgullosa, mi esposo es Shihan y me pone el ejemplo, al igual que mi hijo mayor que es Cinta Negra primer Dan, y mi hijo menor que también ya comienza a dar sus pasos en el karate”.

Ante el hecho de verse pronto con la Cinta Negra amarrada a su cintura, Yolanda Muedano confesó sentir una gran inspiración, al poder practicar en familia y llegar al punto donde comienza está consciente que el inicia el verdadero karate do.

“Han sido más de cuatro años de mucho esfuerzo, había decidido iniciar hace tiempo, pero tuve a mis dos hijos y me enfoqué en las responsabilidades de ser mamá, hasta que por fin decidí iniciar para hacer algo de ejercicio, y luego de la primera semana de clases me gustó mucho y he continuado”.

Esta decisión es la que la motiva para seguir este camino en el que ha sentido los beneficios físicos y mentales de la práctica del arte marcial, lo cual le ha dado seguridad en su vida diaria y en las mismas calles de la Ciudad de México.

El karate do, una representación de la vida

En el caso de Francisco Márquez, su examen será para lograr obtener el grado de Cinta Negra 3er Dan, luego de más de 11 años de práctica, tiempo en que ha significado un camino de vida, una representación de la vida.

“Para mí, este tiempo ha sido una representación de la vida, porque los principios que se encuentran en el arte marcial están afuera, pueden aplicarse al día a día, toda la fuerza, principios y valores que conocemos aquí, pueden aplicarse a la vida y viceversa”.

Mencionó que, aunque sus inicios fueron al lado de su hermano, por diferentes razones no logró hacer su examen el año pasado, pero, no por ello dejó de sentirse como un karateca, ya que el arte marcial se vive cada día.

Francisco Márquez coincidió con Shihan Alberto Morales, al afirmar que Jitte Karate Do se encuentra en un gran momento, ya que ahora se encuentran en la línea de Shotokan, un estilo tradicional que desde los lleva a ampliar sus conocimientos y esfuerzos de superación.

A cuanto a sus compañeros que están por recibir su Cinta Negra, recomendó que consideren el karate do como algo mucho más allá que una actividad deportiva, toda vez que es un camino de vida.

“Las respuestas que tienen aquí, les va a dar respuestas afuera, porque es cuestión de trabajar y trabajar hasta que salgan las cosas y llegar a ser excelente tanto como profesionista y ser humano”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.