La triple medallista en Juegos Olímpicos en taekwondo, María del Rosario Espinoza, está lista para acudir al Campeonato Mundial 2017, una de las competencias donde la atleta mexicana confesó que “no le ha ido muy bien”, por lo que representa un reto a vencer.

Este evento mundial se realizará del 24 al 30 de junio en Muju, Corea del Sur 2017, lugar donde acudirá con el resto de la delegación tricolor, conformada por 8 hombres y 8 mujeres, informó la Comisión Nacional de Cultura  Física y Deporte (CONADE), a través de un comunicado.

“Estoy contenta, con los últimos detalles, ya lista, creo que el equipo va bien, motivado y esperamos que las cosas salgan bien”, señaló la subcampeona de Juegos Olímpicos Río 2016, al finalizar su sesión de entrenamiento en el Pabellón de Deportes de Combate, del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR) de la CONADE.

Respecto a su preparación, Rosario Espinoza reconoció que lo Campeonatos Mundiales ha sido una competencia donde no ha logrado sus objetivos tal y como ella ha esperado, por lo que para esta ocasión ha tenido una preparación especial.

“A mí no me ha ido muy bien en los mundiales y el Mundial cambia mucho después de Juegos Olímpicos, pero para mí es también como un reto, voy a disfrutarlo sin presión, como dije antes, en este ciclo olímpico pienso ir año con año y este año decidí ir al Mundial porque para mí es un reto, porque no he tenido buenos resultados en otros mundiales y éste se me hace muy importante como algo personal”.

María señaló que en su primera participación en justas mundialistas llegó sin conocer a las figuras de entonces.

“No sabía quiénes eran las figuras a seguir, ni las de mi categoría, iba como una de las sorpresas que hay en los mundiales y ahora ya tengo más conocimiento de las competidoras que a mí me tocan y del nivel en general”, compartió.

Por otro lado, al referirse a la Olimpiada Nacional que se desarrolla en Nuevo León, donde fue se le hizo un reconocimiento, se mostró complacida de ser considerada un ejemplo a seguir y el ídolo deportivo de muchos atletas.

“Yo también fui competidora de Olimpiada, en ese entonces no tenía un atleta a seguir, mi meta era ganarla y lo pude hacer hasta 2003, de ahí agarré el hilo y era muy padre el ambiente de una Olimpiada. Creo que ahora también para los niños es como una meta, un objetivo, ganar la Olimpiada para su familia, para sus estados, la experiencia de una Olimpiada Nacional es muy bonita”.

Exhortó a los niños que compiten en Olimpiada Nacional a que sigan con su preparación: “que le echen muchas ganas, que disfruten la competencia, que lo hagan por ellos, por su familia, por su estado, y que sea el camino para llegar a una selección nacional, a un Mundial o a unos Juegos Olímpicos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.