Por Paty Olaco

Frecuentemente, los practicantes de artes marciales, así como de otras actividades físicas y deportivas, se ven ante el dilema de consumir un alimento que además de proporcionar nutrientes sea un apoyo para una jornada intensa de entrenamiento.

Y aunque muchas de estas personas recurren a complementos alimenticios de dudosa calidad y eficiencia, la mejor respuesta está a estas cuestiones está en la misma naturaleza que nos entrega un fruto tropical que dentro de su sencillez se encuentra una gran riqueza: el plátano, banana o banano.

Ah, pero como en todo, el consumo excesivo de esta fruta puede elevar los índices de glucosa, y de acuerdo con la doctora Blanca Pardo, Asesora del Servicio de Nutrición del Hospital Juárez de México, el banano sólo está contraindicado para  las personas que padecen insuficiencia renal.

Indicó que este fruto contiene potasio, mineral importante para el cuerpo humano, porque ayuda a prevenir esos temidos calambres, además de que apoya la concentración y nivel de alerta; también contiene fibra, lo que ayuda a una rápida digestión y asimilación, lo que contribuye al funcionamiento normal de los intestinos y evita estreñimientos.

Además,  posee carbohidratos, magnesio, vitaminas del completo b, principalmente B6, lo que ayuda al fortalecimiento de los nervios para una correcta concentración; ácido fólico y antioxidantes.

La especialista refirió que cien gramos de cualquier variedad de plátano contienen alrededor de 400 miligramos de potasio, siendo recomendable ingerir la mitad de uno del tipo Tabasco, que por lo regular pesa alrededor de 200 gramos.

En el caso de los atletas de alto rendimiento, la ingesta puede ser de hasta dos plátanos, aunque debe tomarse muy en cuenta el resto de su alimentación para no sobrecargarse de glucosas, ciertas vitaminas o minerales que afecten el rendimiento y peso corporal.

Resaltó que lo más recomendable es comer una banana cuando no está muy madura, porque mientras más maduro esté contiene más glucosa, a eso se debe el sabor dulzón de los plátanos con marcas oscuras o negras.

No obstante, la ingesta de esta fruta, de forma adecuada, proporciona grandes beneficios a la salud, además de que su sabor es muy rico y se puede combinar con otros alimentos.

Aunque el plátano es originario de Asia, en México se produce principalmente en Chiapas, Veracruz, Tabasco, Colima y Michoacán, registrándose un consumo promedio per cápita de alrededor de 18 kilos.

Debemos aprovechar que nuestro país se encuentra entre los principales productores y comercializadores internacionales de plátano, pero deben  redoblarse estos esfuerzos productivos, pues países como Guatemala, Costa Rica, Panamá y Honduras, a pesar de que cuentan con menores producciones, obtienen mayores rendimientos, siendo los países de  mayor producción de plátano Filipinas, China, Ecuador y Brasil.

Y como datos extras, del plátano, también se aprovecha la hoja, que sirve para hacer varios platillos, como los tamales oaxaqueños y la flor también es empleada para preparar guisados con huevo, como la hacen en Costa Rica.

Ahora que sabes un poco más del plátano, sigue disfrutando de su ingesta y de su sabor, pero siempre con moderación.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.