El apoyo familiar es punto clave y esencia para todo aquél que quiera llegar a ser un campeón… esta es la conclusión que resaltaron integrantes de la Selección Nacional de Jiu Jitsu, al ser  cuestionados sobre cuál es la base para alcanzar sus metas.

En esta segunda entrega sobre comentarios de los atletas que en días pasados lograron obtener un puesto para representar a México en los próximos campeonatos mundiales, en todos resaltó la mención de su entorno familiar como la base para alcanzar sus  objetivos, seguidos de los apoyos de la Federación Mexicana de Jiu Jitsu, A.C. (FMJJ).

Para César Emiliano Escalona Prado, su familia ha sido su apoyo en toda su carrera deportiva “y en general en todos mis proyectos, siempre están ahí de una u otra forma lo cual es algo que les agradezco mucho”.

Luego de ellos, mencionó, la FMJJ “nos ha apoyado para salir a competir al extranjero, con lo cual el jiujitsu mexicano ha ido creciendo y tomando presencia en torneos internacionales”.

Gracias a esto, logró llegar a la Selección Nacional, lo cual, dijo, “es un gran orgullo representar a mi país”, ya que el jiu jitsu le parecido muy divertido, “esto me ha motivado a seguir practicado esta deporte, lo cual a la larga me ha encaminado a competir por mi país”

El estudiante de la UNAM, refirió que “actualmente practico judo y jiu jitsu, ambas representan para mí una parte importante de mi vida, me siento bien entrenando y luchando y en general no me imagino mi vida sin esto.

Al igual que Emiliano, Tania Zamora Plaza refirió tener en su familia lo fundamental para hacer lo que anhela, ya que “sin su apoyo no lo habría logrado. Cada miembro de ella (la familia), de una forma u otra están involucrados, no me queda más que decir gracias por su confianza en mí y que daré todo en la competencia ¡vamos con todo!

Además, reconoció el apoyo por parte de la FMJJ, al igual que la Asociación Michoacana de Jiu jitsu, quienes le han brindado un apoyos facilidades para asistir a eventos y capacitaciones importantes para el desarrollo personal y competitivo.

Gracias a estos cimientos, fue como llegó a la Selección Nacional, lo que para ella “representa un orgullo inmenso el poder representar a mi país… con la bandera de México es increíble, realmente es una sensación fascinante”.

Para la competidora michoacana, el demostrar que todo es posible y que México tiene grandes competidores y nivel dentro del jiu jitsu es una gran motivación, tanto para su desarrollo profesional, como para difundir este arte marcial, “que la gente se enamore de él y dar más competidores y buenos resultados para el país”.

Lo anterior, lo refirió con la convicción de que esta disciplina es “parte importante en mi vida; primero, representan una forma de mantenerme saludable tanto física como mentalmente, me ha enseñado disciplina, responsabilidad y dedicación; he encontrado grandes amigos y vivido experiencias inolvidables…”.

Por su lado, Verónica López Herrera afirmó que Dios le ha dado la gran oportunidad de tener a su familia y todo lo que se le ha dado en su carrera en el jiu jitsu, incluidos, maestros, compañeros patrocinadores y el apoyo de la FMJJ para lograr el aprendizaje, fogueo nacional e internacional para hacer frente a las competencias que están por venir.

Esto ha sido la motivación para que llegar a donde se encuentra para representar con orgullo a la Selección Nacional, con la obligación de hacer y dar lo mejor para alcanzar su sueño de coronarse campeona mundial y convertirse en modelo a seguir para lograr el sueño de otros.

Para esta competidora, también de Michoacán, las artes marciales iniciaron desde infante, y luego de incursionar en diferentes disciplinas ha sido en el jiu jitsu “el que me ha dado la mayor satisfacción personal… representa un estilo de vida donde la disciplina caracteriza a la persona no solo en lo deportivo sino en todos los aspectos de la vida: en la familia, en el trabajo, proyectos personales, etcétera”

Y al igual que sus compañeros, la familia de Ángel  Ochoa le ha dado “todo el apoyo y ganas para seguir en este deporte… al igual que el apoyo de la federación, sus profesores y compañeros, donde el jiu jitsu ha sido para él “un arte que nos exige no solo física y técnicamente, sino (también) mentalmente” para demostrar parte de sus habilidades.

Gracias a estas habilidades, es como llegó a la Selección Nacional que representa para él ”mucha emoción y orgullo… pues es algo con lo que yo pienso que todos hemos deseado alguna vez” y donde su motivación es “demostrar que en México tenemos con qué hacer un buen trabajo en este bonito arte marcial”.

4 Comentarios

  1. La clave del éxito está en la disciplina y en la convicción, en la claridad y enfoque de metas; se dice que una persona exitosa requiere tan solo con un 10% de talento pero con el 90% de disciplina…una con el 90% de talento y solo el 10% de disciplina, fracasará seguramente. Estos jóvenes tienen talento pero sobre todo un nivel al máximo de disciplina: felicidades a toda la selección mexicana, en especial a ANGEL, TANIA Y, CLARO, A MI HIJA VERONICA, orgullosamente de Uruapan,Michoacán.

    • Este es otro tema de suma importancia, la disciplina. Una cualidad que debe fomentarse desde la infancia… Gracias por el comentario.

  2. La familia es un factor importante, aunado a la gran pasión y amor al deporte que nuestros hijos profesan, eso es el motor para buscar tiempo para entrenar entre las actividades académicas y laborales de estos jóvenes mexicanos. Recordemos que aunque la Federación hace grandes esfuerzos, estos chicos no son deportistas de tiempo completo. Es un ejemplo de tenacidad, de que aún en condiciones no óptimas los mexicanos hacemos esfuerzos por ser mejores. Enhorabuena jóvenes mexicanos.

    • Aplaudimos este comentario, y más al esfuerzo de cada una de las personas que dan muestra de coraje, y como bien lo señala Andre Prado, de TENACIDAD. Es por ello que debe reconocerse ese espíritu.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.