En el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz, el Comité Olímpico Internacional (COI) confirmó el papel vital que cumple esta actividad en los esfuerzos de recuperación global por la pandemia de COVID-19.

La postura del COI fue publicada en su página oficial, a través de lo señalado por el presidente del organismo, Thomas Bach, con motivo de esta celebración, dentro del marco del impacto y secuelas que provocadas por la pandemia y la importancia del deporte en todo el mundo.

“El deporte está dispuesto a contribuir a la construcción de una sociedad más inclusiva y centrada en el ser humano… Esta crisis ha dejado más claro que nunca que el deporte es la herramienta de bajo costo y alto impacto por excelencia para todos los países en sus esfuerzos de recuperación”.

Los impactos de la pandemia de COVID-19 han demostrado la importancia del deporte y la actividad física para ayudar a los países, las comunidades y las personas a navegar estos tiempos desafiantes manteniéndose física y mentalmente en forma y, por lo tanto, volviéndose más resilientes.

En diciembre de 2020, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) adoptó por consenso la resolución “El deporte como facilitador del desarrollo sostenible”, que instaba a los Estados miembros a incluir el deporte y la actividad física en los planes de recuperación posteriores al COVID-19. Este llamamiento también se ha hecho eco de los Ministros de Deportes de los 27 Estados miembros de la Unión Europea (UE).

“El deporte y la actividad física contribuyen directamente a la salud física y mental y a la lucha contra las enfermedades transmisibles y no transmisibles”, dijo el presidente Bach. “El deporte tiene una gran importancia social al ser el pegamento que une a las comunidades. El deporte juega un papel económico importante; crea empleo, genera actividad empresarial. En definitiva, el deporte está contribuyendo a la recuperación de la crisis a nivel sanitario, social y económico ”, finalizó.

El llamado a una mayor solidaridad

Para la ONU, el IDSDP brinda la oportunidad de reconocer el papel que juega el deporte en la construcción de resiliencia y en la recuperación de la pandemia. Como parte de su campaña #OnlyTogether #SoloJuntos, la ONU ha marcado el día promoviendo aún más la necesidad de un acceso justo y equitativo a las vacunas COVID-19, para que el mundo pueda disfrutar una vez más de los beneficios del deporte juntos.

En apoyo de ese esfuerzo, el COI se ha adherido a la “Declaración de equidad de las vacunas” de la Organización Mundial de la Salud y ha alentado a los Comités Olímpicos Nacionales a seguir su ejemplo.

“Todos seguimos aprendiendo todos los días, pero espero que la primera lección que aprendamos de esta crisis sea: necesitamos más solidaridad. Solidaridad dentro de las sociedades y solidaridad entre las sociedades. La solidaridad está en el corazón de los Juegos Olímpicos, que unen al mundo en toda su diversidad”, dijo Bach.

En un espíritu de solidaridad, el COI ha seguido brindando apoyo a los atletas refugiados que se entrenan para formar parte del Equipo Olímpico de Refugiados Tokio 2020, pero también a la comunidad de refugiados en general a través del trabajo de la Fundación Refugio Olímpico. La Fundación ya ha llegado a más de 200.000 jóvenes desplazados y sus comunidades de acogida, con el objetivo de llegar a un millón de personas para 2024.

 

Con información y foto de olympic.org.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.