Luego de que entre 1899 y 1902 el inglés Edward William Barton-Wright, creara el “Nuevo Arte de Autodefensa” y la escuela Bartitsu Academy of Arms and Physical Culture, fue el primero de su tipo en abrir las puertas mujeres, algo sumamente revolucionario para su época.

Asimismo, su estilo basado en estilos de combate fue visionario para lo que en la actualidad representa para el sector femenil la práctica de las artes marciales y es algo de lo nos cuenta Javier Franco, Fundador e Instructor del Club Bartitsu Madrid, esta tercera y última parte de esta serie.

El papel de la mujer en el mundo del Bartitsu

-3ª parte de 3-

Como se vio en el primera parte Descubriendo el Bartitsu; arte marcial de la Época Victoriana, el “Nuevo Arte de Autodefensa” fue innovador en el combate cuerpo a cuerpo, al combinar estilos occidentales y orientales.

Esto hizo que hiciera que se considerara a El Club Bartitsu, primera escuela de artes marciales occidental, pero, además, Edward William Barton-Wright aún tenía idas para sorprender, incluso podría decirse que escandalizar a sus contemporáneos.

Mujer practicando Bartitsu. Foto cortesía.

El Bartitsu Club, fue una de las primeras escuelas de defensa personal en Europa, en ofrecer clases especializadas en defensa personal para mujeres.

Debemos remarcar que el Bartitsu no era un arte marcial reservada solo a hombres, y por lo cual se fueron desarrollando técnicas alternativas para que las damas de la época pudiesen utilizar sus paraguas contra todo tipo de ataques.

En esa época, los criminales rondaban constantemente por las calles de Londres, y solían estar a la espera de encontrarse con damas de la alta sociedad para robarles sus costosas pertenencias.

Mujer practicando Bartitsu. Foto cortesía.

Dichas damas solían portar siempre un paraguas, por eso se crea una modificación del Bartistu incluyendo el uso de diferentes técnicas con paraguas para que las mujeres pudiesen repeler el ataque de un malhechor de forma no letal.

Entre sus alumnas más ilustres estuvieron Edith Garrud y Emily Wattas, la propia Garrud fundó su propia escuela de defensa personal femenina en Londres y enseño Bartitsu a los miembros del movimiento de las Sufragistas, creando una primera asociación entre el entrenamiento de defensa personal y la filosofía política del feminismo.

Sobre Edith Margaret Garrud, nacida Edith Margaret Williams (1872–1971), se anota en Wikipedia que “fue una activista política y artista marcial inglesa. Pasó a la historia por su papel como la líder del Cuerpo de Guardaespaldas de la Women’s Social and Political Union a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Asimismo, respecto al movimiento de las mujeres en la lucha de sus derechos, se indica que “desde la perspectiva de los estudios feministas anglosajones, la primera ola del feminismo se inicia con el movimiento sufragista que se desarrolló en Estados Unidos y el Reino Unido a mediados del siglo XIX” y donde la practicante de Bartitsu y sus enseñanzas de defensa personal fueron esenciales en el desarrollo del feminismo.

Edith Garrud. Foto Suffragatte City.

El Legado de Barton-Wright

Con lo anterior, puede verse claramente el importante papel que aportó Edward William Barton-Wright y su escuela Bartitsu Academy of Arms and Physical Culture, para la historia de la defensa personal en diferentes aspectos.

Uno de ellos, es que fue de los primeros europeos conocidos en estudiar las artes marciales japonesas y el primero en enseñarlas en Europa.

Otro punto es que el Bartitsu fue el primer arte marcial en combinar estilos de lucha europeos con estilos del lejano oriente.

Además, Barton-Wright es considerado un pionero de los combates de Artes Marciales Mixtas.

Y otro muy esencial es que el Bartitsu Club estuvo entre las primeras escuelas de Europa en ofrecer clases de defensa personal femenina.

 

Texto: Javier Franco, Fundador e Instructor del Club Bartitsu Madrid, Instagram @javi_fp79, Fracebook Javier Franco. Imágenes cortesía Suffragatte City.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.