Las artes marciales de Nayarit han iniciado una serie de acciones para que estas disciplinas no sean consideradas como una práctica recreativa, sino que se les dé su lugar como actividad primordial para fortalecer el organismo y la salud y prevenir enfermedades graves que ponen en riesgo generaciones de mexicanos, así como el coronavirus COVID-19.

Disciplinas de kickboxing, taekwondo, karate, muaythai, hapkido y artes marciales mixtas, entre otras técnicas que suman más de 60 profesores que imparten clases en academias y gimnasios particulares, conformaron el movimiento Unidad Marcial vs COVID-19, para presentar una serie de propuestas y protocolos a las autoridades estatales para ofrecer su apoyo y solicitar que no se les coloque en el estatus de cervecerías, bares y antros.

En entrevista, integrantes del grupo organizado por los profesores Jorge Moreno Ibarra, presidente de la Asociación de Taekwondo de Nayarit; Edgar F. Valdez, de Hapkido Nayarit; y José Vera Ruiz, de la Asociación de Kickboxing WAKO Nayarit, comentaron que iniciaron sus trabajos para formar un frente contra el coronavirus para ofrecer propuestas, de acuerdo a los protocolos emitidos por las autoridades federales y estatales.

Destacaron que su objetivo “no es abrir por abrir escuelas, sin las medidas de sanitarias adecuadas”, sino ser parte de las acciones para ayudar a la población para que fortalezcan su salud física y mental, con base a la activación física, ejercicios, disciplina y todos los beneficios que aportan las artes marciales.

Al momento, indicaron, ya lograron tener acercamiento con el Presidente de la Comisión del Deporte del Congreso del Estado de Nayarit, quien brindó todo el apoyo, además de que ya elaboran los oficios y documentación correspondiente para entregar al gobernador del estado.

Para esto, se basarán en la Diferenciación para Actividades Económicas, del Instituto Nacional de Geografía Estadística e Informática (INEGI), en el rubro de Servicios Educativos, como Otros Servicios Educativos Pertenecientes al Sector Privado, donde se entran las academias de artes marciales.

En esta línea, la Unidad Marcial vs COVID-19 también está por terminar una propuesta para que la Secretaría de Salud sea quien finalmente determine las medias de seguridad e higiene, además de que sea quien dé y supervise las capacitaciones adecuadas.

Otro punto en el que han trabajado, es el de un programa especial de apoyo para el pago de servicios, así como un programa de inversión acorde a la Nueva Normalidad, ya que además de ser una fuente de salud, son generadores de empleos y apoyo en la formación de personas positivas para la sociedad.

Sus integrantes recalcaron que no solicitan la apertura, ya que se encuentran conscientes del riesgo que eso representaría.

“Lo más importante en estos momentos es la salud y seguridad de todos nosotros, pero sí es muy importante el apoyo del gobierno a nuestras academias para resistir esta contingencia, y brindar un espacio seguro a nuestros atletas cuando el aislamiento social termine”.

“Ahora es el momento de demostrar el valor que tienen las artes marciales, debe ser el renacimiento de las disciplinas para el bienestar de toda la gente”.

Con ello, los integrantes de Unidad Marcial vs COVID-19, invitaron a la comunidad a sumarse a estas acciones así como a compartir las propuestas y acciones que se llevan a cabo en los diferentes estados del país, tal como será el caso de la campaña y protesta virtual que se realizará el próximo lunes 1 de junio, para que se considere la actividad física y el deporte como una necesidad primordial para la sociedad.

 

Imagen Cortesía Unidad Marcial vs COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.