Como parte de la celebración del Día Mundial del Taichi y Qigong ─o mejor dicho: Taijiquan o Taichuchuan─ publicamos una serie de textos del ensayo escrito por Sam Masich*, relacionados con estudios y aspectos esenciales que deben conocer para una mejor práctica de la disciplina¹.

Entendiendo las Caderas y la Cintura – Zhengque Lijie Kua Yao 正確理解胯腰

Por Sam Masich

Traducción: Javier Arnanz

─1a de 3 partes─

Introducción

Investigaciones cuidadosas de las prácticas y escritos de los antiguos maestros de tàijíquán (太極拳) revelan que el éxito en el arte depende de que el practicante de taijiquan comprenda y emplee correctamente las caderas y la cintura. El respeto a sus esfuerzos exige una exploración exhaustiva del tema. Este ensayo aborda las formas en que tradicionalmente se han entendido las caderas y la cintura y proporciona a los practicantes de taijiquan contemporáneos, una comprensión práctica del tema.

Comprender las caderas y la cintura es uno de los desafíos más difíciles y, sin embargo, más gratificantes que se encuentran dentro del entrenamiento de taijiquan. Mucho de lo que distingue al taijiquan de otras artes marciales y de crecimiento personal proviene de la hábil armonización de las caderas con la cintura para soportar un “contacto profundo” (shēnjìn zhānnián 深勁粘黏), un término que resume cuatro estrategias interrelacionadas: “pegar”, “adherir”, “conectar” y “seguir” (zhān nián lián suí 粘黏連隨) descritas en la literatura temprana del taijiquan. El enfoque de la “conexión profunda” de la autodefensa implica establecer y mantener una conexión clara con un compañero u oponente y moverse a través del “movimiento perceptivo” (zhījué yùndòng 知覺運動). La estrategia de la “conexión profunda” empleada en taijiquan se encuentra soportada por la teoría de los “trece poderes” (shísānshì 十三 勢), que enfatiza la interacción entre las energías “cuadradas” (zhèng 正) y diagonales (yú 隅).

La interacción de las energías cuadradas y diagonales depende del correcto funcionamiento de las “cinco fases del paso” (wǔbù 五步); dominar el wubu, a su vez, requiere dominar el complejo de cadera y cintura. Cuando la tensión domina los músculos de la región de la cadera y la cintura, la suavidad y la estabilidad se ven socavadas por la inclinación involuntaria hacia adelante y hacia atrás, los cambios incontrolados en la altura de la postura y los cambios erráticos de velocidad; estos efectos son contraproducentes para el enfoque profundo. Si se optimiza la relación intrínseca y dinámica entre las caderas y la cintura, se pueden maximizar los beneficios de movilidad, salud, potencia y crecimiento personal del taijiquan.

Sam Masich. Foto cortesía.
Sam Masich. Foto cortesía.

A continuación de esta introducción encontrarás una breve descripción del “recorrido de la cadera”, un examen de algunos factores que dificultan la comprensión de las caderas y la cintura, y una explicación del concepto de “movimiento relativo y transportado”. Luego se exploran las caderas y la cintura en cinco partes, de acuerdo con cinco temas que son relevantes para los practicantes de taijiquan.

En la “Parte uno: Las caderas”, se describen la región de la cadera y el recorrido de la cadera correctamente alineado. En la “Segunda parte: la cintura”, se exploran la cintura, sus movimientos y funciones. La “Tercera parte: errores de cadera y cintura” profundiza en los “cuatro errores” (sìbìng 四病) que se encuentran en la literatura clásica del taijiquan. Aquí, se abordan los “comportamientos obstructivos” que provocan los cuatro errores, así como las causas de los comportamientos obstructivos.

Introduciendo el “Recorrido de la Cadera”

A lo largo de este ensayo se utiliza el término “recorrido de la cadera”. El recorrido de la cadera es el camino directo y lineal de movimiento entre los dos lados de una postura de taijiquan que tiene ambos pies en el suelo. El recorrido de la cadera aparece cuando el peso se transfiere de una pierna a otra. Un recorrido de cadera correctamente alineado crea un centro alrededor del cual todos los demás movimientos pueden orbitar cómodamente, lo que facilita la estabilidad de la postura, la movilidad de la postura y la transferencia de energía de la parte inferior del cuerpo a la parte superior. La alineación correcta del recorrido de la cadera proporciona al practicante de taijiquan una referencia segura para la posición de la pelvis en relación con el resto del cuerpo.

Dificultades en la Comprensión de las Caderas y la Cintura

Disparidad Sensorial

Las partes del cuerpo conocidas como “las caderas” y “la cintura” son difíciles de discernir y dirigir para los practicantes de taijiquan. La dificultad tiene que ver con el espacio relativamente pequeño que ocupa la región de la cadera y la cintura en las cortezas somatosensorial y motoran (como se representa a continuación por el “homúnculo” sensorial y motor. Ver ilustración 1).

Fig 1. Homúnculo sensorial y motor. Imagen cortesía.

Observe, por ejemplo, que los ojos y los labios, que ocupan un área pequeña físicamente, son mucho más sensibles y, en consecuencia, más fáciles de identificar y operar que los músculos, comparativamente grandes, cuádriceps y glúteos. Existe una relación inversamente proporcional entre el gran volumen de tejido corporal de la región de la cadera y la cintura y la inervación comparativamente pequeña de la región. Esta disparidad explica la limitada conciencia sensorial de la región de la cadera y la cintura. Los métodos especiales de entrenamiento, como los que ofrecen los currículos tradicionales de taijiquan, son útiles para superar este déficit sensorial inherente.

Sesgo cultural

Los factores culturales y psicológicos también juegan un papel en la dificultad que encuentran los alumnos de taijiquan al tratar de enfrentar los desafíos que surgen al estudiar las caderas y la cintura. Los programas de educación física orientados al deporte, que enfatizan el logro competitivo sobre la exploración somática, hacen poco para preparar a los participantes para un estudio profundamente consciente de estas áreas del cuerpo. Las costumbres sociales convencionales han considerado las caderas y el área de la cintura como regiones ilícitas, incluso prohibidas, del cuerpo, lo que inhibe fuertemente la experiencia consciente de estas partes inferiores. En psicología y mitología, se piensa que esta zona representa el depósito físico de contenido emocional inconsciente y reprimido que podría redirigir o sabotear la vida de uno si se desata.

Limitaciones del idioma

Un problema adicional al que se enfrentan los practicantes que buscan comprender las caderas y la cintura reside en el lenguaje utilizado por los escritores de mediados del siglo XIX de los Clásicos del Taijiquan (Tài- jíquán Jīng 太極拳 經), los documentos más antiguos que establecen los requisitos para una práctica correcta del taijiquan. Cuando se refieren a esta región del cuerpo, no se refieren específicamente a las “caderas”, sino que describen “cintura y pierna” (yāotuǐ 腰腿) como un par. Esta redacción puede explicarse por el conservadurismo característico de los escritos de finales de la dinastía Qing, que evitaban el uso de referencias “vulgares” a determinadas partes del cuerpo humano. Han existido tabúes culturales en torno al lenguaje explícito en referencia a partes del cuerpo cuando las sociedades consideraban indecentes tales expresiones. En chino, la palabra general para “cadera” es túnbù (臀部), literalmente, “sección de nalgas”, una generalización que implica, como en español, “la parte inferior”, el lado exterior carnoso y la parte inferior de la superficie de la cadera.

Los primeros escritos sobre el tema del taijiquan poseen un tono digno que raya en lo gentil, y hablan con una voz poéticamente didáctica que se presta a comunicar principios más que detalles sobre qué partes del cuerpo deben participar en las acciones. Esto está especialmente relacionado con las partes del cuerpo que tienen que ver directamente con la sexualidad o que la sugieren. Aunque en ellos se encuentran descripciones de los pies, las piernas y la cintura, no es hasta la literatura de las generaciones posclásicas, ochenta o cien años después, que se encuentran instrucciones escritas directas sobre el pliegue inguinal (kuà 胯), los glúteos (pìgu 屁股), el cóccix (wěilǘ 尾闾) y la entrepierna (dāng 襠).

Movimiento “Relativo” y “Transportado”

Movilizar partes del cuerpo deliberadamente y en relación entre sí, exige la comprensión de dos tipos distintos de movimiento: “relativo” y “transportado”. Muchos consejos dados sobre el tema de la coordinación de la cadera y la cintura establecen que estas dos partes del cuerpo deben “moverse juntas”, pero esto no debe interpretarse en el sentido de que deben moverse como un segmento fusionado. El movimiento que se realiza como si las caderas y la cintura juntas formaran un solo bloque no permite una articulación clara de estas partes del cuerpo e inevitablemente conduce a depender de los llamados “cuatro errores”. Estas partes individuales son capaces de moverse al mismo tiempo y, sin embargo, mantener su autonomía; de hecho, es necesario poder articular las caderas y la cintura de forma independiente para poder coordinarlas con el fin de realizar correctamente el taijiquan. Ser capaz de distinguir el “movimiento relativo” del “movimiento transportado” requiere no solo una conciencia corporal suficiente para controlar las partes del cuerpo involucradas en el movimiento, sino también una comprensión profunda de los conceptos de movimiento relativo y movimiento transportado.

Movimiento relativo

El “movimiento relativo” describe la relación cambiante entre dos partes del cuerpo que resulta del movimiento dentro de la articulación entre ellas. Por ejemplo, cuando el codo se flexiona o se extiende, las posiciones de la parte superior del brazo y el antebrazo cambian entre sí. Al caminar, las posiciones de la espinilla y del muslo cambian entre sí a medida que la rodilla se flexiona o se extiende. El movimiento relativo también se puede llamar “movimiento directo” porque describe la acción que ocurre en la articulación inmediatamente (directamente) adyacente a la parte que se mueve.

Durante la rotación lateral de la cintura, el movimiento relativo tiene lugar en el área estrecha entre la caja torácica y la pelvis, cualquiera de las cuales puede permanecer fija mientras la otra se mueve. En el caso de la rotación de la cintura con la pelvis fija mientras la cintura se mueve lateralmente (“en relación” con las caderas), las partes del cuerpo por encima de la cintura: la caja torácica, la parte superior del torso, el cuello y la cabeza, y los hombros y los brazos, son llevados junto con la cintura en el sentido de la rotación. En taijiquan, el hábil giro de cintura mediante movimiento relativo se usa en técnicas defensivas que neutralizan la fuerza de un ataque.

Movimiento transportado

El “movimiento transportado” describe la relación entre las partes del cuerpo que se mueven en el espacio, pero cuya posición en relación entre sí permanece estática. El movimiento transportado se produce como resultado de un movimiento relativo que tiene lugar en otra parte. En el ejemplo de la flexión simple del codo, la parte superior del brazo y el antebrazo cambian entre sí y, al mismo tiempo, esta acción transporta consigo la mano y los dedos. El movimiento transportado también ocurre cuando una o más partes del cuerpo se transportan pasivamente debido a las acciones complejas de varias partes del cuerpo, por ejemplo, al caminar, donde toda la parte superior del cuerpo, que incluye la cintura, es transportada por las piernas. La cintura también se transporta cuando el peso se cambia de una pierna a otra en una postura de taijiquan. El movimiento transportado también se puede denominar “movimiento indirecto” porque el elemento transportado no actúa en sí mismo, sino que está siendo transportado (indirectamente) por acciones de movimiento directo en otro lugar.

Movimiento relativo y transportado en armonía

Comprender cómo se mueven las partes del cuerpo de forma relativa o de forma transportada hace posible un análisis más profundo de todos los gestos del taijiquan. En última instancia, los practicantes de taijiquan deben esforzarse por ser conscientes y armonizar estos dos tipos de movimiento al practicar todos los aspectos del currículum. El concepto de “movimiento relativo” y “movimiento transportado” es especialmente importante si se quiere entender la relación entre las caderas y la cintura en referencia a las cinco fases del paso que se encuentran en el corazón del enfoque de los trece poderes para el entrenamiento de las artes marciales y el desarrollo personal.

Primera Parte: Las Caderas

  1. Describiendo las Caderas

La articulación de la cadera está ubicada en la parte superior de cada pierna y es una articulación que conecta la cabeza del fémur superior, la “bola”, con la región pélvica en el acetábulo, la “cavidad de la cadera”. Se la conoce anatómicamente como la articulación coxofemoral. La estructura de “bola y encaje” de la articulación de la cadera hace posible una gama de acciones complejas de flexión/extensión, abducción/aducción y rotación que cambian la relación posicional entre los muslos y el torso. Ejemplos de estos movimientos relacionados con el taijiquan incluyen el cambio de peso entre las posiciones finales de las posturas (cuando ambos pies están en el suelo) y las acciones de levantamiento de piernas como dar pasos y patear (cuando solo una pierna está en el suelo).

Decir que alguien “se mueve desde las caderas” no es una afirmación precisa, ya que las articulaciones de la cadera en sí mismas no tienen un mecanismo interno por el cual moverse. Más bien, las articulaciones de la cadera se mueven por una secuencia de acciones coordinadas iniciadas por los músculos en el área de la cadera y el muslo. Los músculos de esta región se pueden dividir en cuatro grupos básicos según su función y posición en relación con la articulación de la cadera: los glúteos (nalgas) que se utilizan para lanzarse y ponerse en cuclillas; los rotadores laterales, que giran el fémur hacia un lado y alejándolo del centro del cuerpo; los aductores que atraen las piernas hacia la línea media del cuerpo; y el psoas ilíaco que proporciona flexión para estar de pie, caminar y correr.

Identificando el “pliegue de la cadera” o kua

En taijiquan, como en el estudio de las artes marciales chinas en general, el término kua (pronunciado “wah”) se usa para describir el área del pliegue inguinal, cuyo movimiento coincide con el juego de la articulación de la cadera. Kua se puede traducir al español directamente como “cadera”, pero se refiere especialmente al pliegue inguinal o “pliegue de la cadera”. Un término más específico, (kuà gēn 胯 根), la “raíz de la cadera”, también se usa en literatura de taijiquan para describir el lugar de unión donde la cabeza del fémur se asienta naturalmente en la cavidad cotiloidea de la pelvis. (Ver ilustración 2).

Fig 2. Pliegue de la cadera o kua. Imagen cortesía.
Fig 2. Pliegue de la cadera o kua. Imagen cortesía.

Algunos autores chinos de taijiquan de principios del siglo XX utilizan los términos kua y kua gen indistintamente para describir el pliegue inguinal. Las expresiones pertinentes de los instructores de taijiquan incluyen “aflojar el yao (cintura) y el kua o “hundir el qi y asentar el kua”. Los símiles de kua se relacionan con cosas que “colapsan”, “se cuelgan” o que “se cruzan”. Si bien no hay una sola palabra para kua en español, los términos “pliegue de la cadera” o “pliegue inguinal” describen adecuadamente la ubicación y función del kua con el propósito de describir el taijiquan. Este pliegue natural se extiende diagonalmente hacia arriba y hacia afuera desde el perineo hasta donde el ligamento inguinal se encuentra con la espina ilíaca anterosuperior.

El kua es identificable por el pliegue diagonal visible de la tela de los pantalones. El pliegue de una camisa o chaqueta desabrochada, que desciende desde la cresta ilíaca hacia el área de la ingle, sirve para ilustrar esto. “Acomódate en la cadera” o “Relaja el kua” son instrucciones dadas por profesores de taijiquan. La mayoría de los estudiantes eventualmente se acaban acostumbrando al término chino kua, y la palabra es utilizada comúnmente por instructores de habla china y no china por igual, independientemente del idioma de la clase.

El Kua y el perineo

Si bien parecería obvio que hay un kua para cada pierna, debe tenerse en cuenta que ambos kua provienen de un solo punto en el perineo, conocido como el punto de “reunión del yin” (huìyīn 會 陰). Reconocer este punto como el lugar de origen del kua/pliegue de la cadera a ambos lados hace que sea mucho más fácil ser consciente de todo el rango de movimiento del kua a medida que se “abre” y “se cierra”. Concentrar la atención solo en la parte superior del kua, en la parte superior del pubis, minimiza la capacidad para asentarse en la base de apoyo (un proceso descrito como “hundimiento” o “enraizamiento” por los practicantes de taijiquan). Si uno va a desarrollar estas habilidades más profundamente y beneficiarse del rango completo de movimiento en la articulación de la cadera, debe aprender a relajarse profundamente en el kua, llegando hasta el perineo/huiyin.

  1. El “Recorrido de la Cadera” Alineado

Usar los muslos de una pierna (la pierna “impulsora”) para empujar el pie de esa pierna activamente hacia el suelo hace que el cuerpo se aleje de un extremo de la postura y se acerque al otro. Si los músculos del área de la cadera se relajan durante este proceso, no hay resistencia a la fuerza producida por la pierna impulsora y el peso se transferirá a la pierna “receptora”. Un efecto de este procedimiento de pierna de impulsión/pierna de recepción es que se hace evidente una trayectoria lineal directa, de un lado de la postura al otro lado. Este camino se llama “recorrido de la cadera”. El movimiento y la interacción basados en los principios del taijiquan dependen de la práctica que está respaldada por un recorrido de la cadera correctamente alineado.

El recorrido de la cadera correctamente alineado puede aparecer solo si las articulaciones de la cadera, las rodillas y los tobillos permanecen en una relación dinámica adecuada entre sí mientras la cabeza del fémur gira en la cavidad de la cadera durante el cambio de peso. No debe haber tensión en ninguna de las caderas cuando la articulación de la cadera de la pierna receptora gira para adaptarse a la fuerza. La frase “asentarse en el recorrido de la cadera”, por lo tanto, significa “relajar los músculos alrededor de las articulaciones de la cadera cuando se lleva a cabo la transferencia de peso, de modo que la rotación dentro de las cuencas de la cadera (i.e. cavidad cotiloidea o acetábulo) no esté obstruida por la tensión muscular en el área de la cadera”.

“Asentar” o “plegar” el kua es un producto de la liberación de la tensión muscular en la región de la cadera y produce una alineación adecuada entre la base de apoyo en los pies y las articulaciones de las caderas, rodillas y tobillos. Los practicantes de taijiquan se refieren a esta alineación establecida como “raíz” o “enraizamiento” y se siente como una profunda estabilidad y conexión con el suelo. En estas condiciones, el recorrido de la cadera se convierte en el centro de movimiento para el tipo de cambio de peso que tiene lugar dentro de las “posturas”.

Moviéndose a través de las posturas

En las prácticas básicas de taijiquan, el cambio de peso ocurre dentro de las “posturas” (bù 步), posiciones de pie que apoyan las acciones para las que se practica el taijiquan. Las posturas individuales poseen características distintivas y, a veces, son conocidas por las formas que adoptan; la “postura del caballo” (mǎbù 馬步), por ejemplo, se asemeja a la forma que toman las piernas cuando una persona está montando a caballo; la “postura del arco” (gōngbù 弓步) se asemeja a un arco doblado y una flecha recta. En una postura de caballo, las piernas se colocan una al lado de la otra con espacio entre ellas, lo que significa que la dirección del movimiento del recorrido de la cadera es de un lado a otro, de izquierda a derecha o de derecha a izquierda, a medida que se produce la rotación en las articulaciones de la cadera. En una posición de arco, donde se avanza un pie y hay espacio lateral entre los dos pies, el recorrido de la cadera parece moverse en diagonal. Si el pie derecho está adelantado, la trayectoria diagonal se extiende desde atrás e izquierda hacia adelante y derecha a medida que el peso se desplaza hacia adelante. Las variaciones de estas dos posturas, junto con la “postura de medio caballo” (bànmǎbù 半 馬步), explican la mayoría de los casos de aparición del recorrido de la cadera en la práctica tradicional de taijiquan.

Sam Masich. Foto cortesía.

Errores de movimiento

Debido a la exigencia postural de mantenerse erguido, siempre hay cierto grado de tensión en los músculos del área de la cadera. Es importante que los profesionales (¿practicantes?) aprendan a distinguir entre la tensión estructural natural y el endurecimiento innecesario de los músculos que rodean las articulaciones de la cadera. Los errores de movimiento relacionados con una tensión excesiva en el área de la cadera son fáciles de reconocer ya que la pelvis sobresale con claridad hacia un lado. Cuando se deja caer, como resultado del asentamiento en la articulación de la cadera, la pelvis permanece alineada naturalmente con las articulaciones y segmentos inferiores. La colocación de la pelvis y la cadera que no está alineada con las rodillas y los tobillos está “fuera del recorrido de la cadera” y “descentrada”.

Otro error de movimiento común que produce una alineación incorrecta del recorrido de la cadera se origina en la torsión de los tobillos durante la transferencia de peso. Cuando se produce tal torsión, el recorrido de la cadera se alinea incorrectamente y el motor (¿impulsor?) realiza compensaciones que distorsionan aún más la alineación del recorrido de la cadera. Torcer los tobillos es un ejemplo de un “comportamiento obstructivo”. Cuatro conjuntos de comportamientos obstructivos emparejados (“apuntalar y apretar”, “torcer y torsionar”, “aumentar y asistir” y “colgar y doble agarre”), afectan negativamente la alineación del recorrido de la cadera y contribuyen a los “cuatro errores” identificados en la literatura temprana de taijiquan. Se necesita mucha paciencia para reconocer las fuentes de los comportamientos obstructivos y controlarlos.

Articulaciones de las caderas “despejadas”

La rotación que se produce como consecuencia directa de la presión de la pierna impulsora tiene lugar no solo en la articulación de la cadera de la pierna receptora, sino también en la articulación de la cadera de la pierna impulsora. Cuando los músculos alrededor de las articulaciones de la cadera permanecen en gran parte sin tensión, ambas articulaciones de la cadera pueden rotar libremente y contribuir así a una alineación correcta de la cadera. Entonces se puede decir que las articulaciones de la cadera y el kua están “limpios” (¿son claras?).

Las articulaciones de la cadera “despejadas” aceptan la presión, lo que permite que la fuerza, el movimiento y la energía cinética se transfieran a través de ellas. Las fuerzas que generan movimiento a través del recorrido de la cadera pueden provenir de la propia estructura, como la presión ejercida por una pierna impulsora, o de una fuente externa, por ejemplo, de la presión aplicada por un compañero de empuje de manos (tuīshǒu 推 手). Una ventaja adicional de esta transferencia de un kua “despejado” a otro es que las piernas se fortalecen de una manera única, ya que los muslos funcionan tanto para impulsar el movimiento como para recibir el peso desplazado.

Alineación de los tobillos y las caderas

La articulación del tobillo es la unión entre la pierna y el pie y consta de tres huesos unidos por varios ligamentos. La estructura de esta articulación facilita principalmente el movimiento en forma de flexión dorsal (la parte superior del pie se acerca a la espinilla) y flexión plantar (la parte superior del pie se aleja de la espinilla). El tobillo también permite un pequeño grado de rotación y movimiento de lado a lado; sin embargo, es relativamente fácil rotar en exceso y lesionar la articulación. La rotación excesiva del tobillo o la “torsión”, especialmente durante la flexión plantar, es una de las causas principales de los esguinces y torceduras de tobillos. Estas limitaciones estructurales intrínsecas en la articulación del tobillo hacen posible tensar no solo los tobillos sino también las rodillas, que absorben la tensión una vez que se ha agotado el rango del tobillo.

La rodilla es una articulación de bisagra cuya función principal es la flexión y extensión entre la parte superior e inferior de la pierna. Está incluso más restringida que el tobillo cuando se trata de movimientos de lado a lado. Aunque la capacidad de rotación del tobillo hace posible que la rótula apunte hacia adentro, lo ideal es que la rótula permanezca orientada en la dirección a la que apunta el pie para permitir una estabilidad estructural óptima de toda la pierna. La rotación excesiva de los tobillos y las rodillas durante la dorsiflexión de la pierna con el peso puede comprometer la alineación de la rodilla y causar tensión, como cuando en un movimiento de taijiquan uno se desplaza hacia la pierna atrasada mientras se gira el tobillo de la pierna de atrás hacia adentro.

Desarrollo del muslo

Es importante reconocer que los músculos del área del muslo son algunos de los músculos más grandes del cuerpo humano y están perfectamente diseñados para el tipo de carga que se encuentra en las prácticas de taijiquan, donde hay una alternancia continua entre la conducción a través de un muslo y la recepción en el otro. Los movimientos de cambio de peso en taijiquan generalmente emplean los cuádriceps de la pierna impulsora. Estos músculos se activan cuando se pone de pie desde una posición en cuclillas o en la acción de “carga” hacia abajo previa al salto. El glúteo mayor y los aductores juegan un papel importante en el cambio de peso del tipo de las zancadas. Cuando se flexionan, todos estos músculos pueden restringir la libertad de movimiento en la articulación de la cadera, por lo tanto, en el trabajo de apoyo basado en un recorrido de la cadera correctamente alineada, estos grupos de músculos se dejan deliberadamente relajados.

Debido a que la práctica de minimizar la afectación de los músculos del área de la cadera requiere que los cuádriceps de la pierna receptora soporten gran parte de la carga del peso desplazado, los practicantes de taijiquan que mantienen un recorrido de la cadera correctamente alineado desarrollan cuádriceps fuertes y un agudo sentido del equilibrio.

En un esfuerzo por evitar molestias en los muslos, muchos practicantes tensan el glúteo mayor y los aductores, ya que esta activación alivia la presión de los cuádriceps. Entrenar las piernas en taijiquan requiere mantener la relajación en la región de la cadera y desarrollar tolerancia a las molestias en los músculos del muslo a medida que se fortalecen. Muchos maestros de taijiquan abogan por la práctica de ejercicios de alineación corporal “de pie” (zhàn zhuāng 站樁) que fortalecen los cuádriceps e inducen a los estudiantes a la inevitabilidad del dolor en los muslos.

  1. Funciones de las Caderas y el Kua

Desde su ubicación cerca del centro del cuerpo, los músculos del área de la cadera y las articulaciones de la cadera realizan varias funciones simultáneamente. Como grandes estructuras físicas conectadas a la parte superior de las piernas y la pelvis, los músculos sirven para soportar el peso de la parte superior del cuerpo; las articulaciones de la cadera giratorias facilitan el movimiento, y el recorrido de la cadera transfiere potencia. Es importante que los músculos que rodean las articulaciones de la cadera permanezcan libres de tensión para que todos estos efectos puedan realizarse.

La “Cadera Canalizadora”

El peso de la parte superior del cuerpo pasa a través de las articulaciones de la cadera asentadas directamente hacia los muslos, creando condiciones en las que las piernas y el torso se alinean entre sí y con la gravedad. Dado que los músculos que forman los cuádriceps son algunos de los músculos más grandes y fuertes del cuerpo, son ideales para soportar el peso de la parte superior del cuerpo, dejando el torso libre para la acción. Canalizar el peso de la parte superior del cuerpo hacia abajo a través del kua hacia los muslos de apoyo es, por lo tanto, una de las funciones más importantes de la articulación de la cadera, especialmente cuando se produce el movimiento entre las diversas posturas de las rutinas de taijiquan. Sin una alineación correcta de la articulación del tobillo, la rodilla y la cadera, y sin músculos libres de tensión en la región de la cadera, el peso del cuerpo, en lugar de ser sostenido principalmente por los músculos del muslo, se distribuye de manera ineficaz entre otros grupos de músculos que no están diseñados principalmente para el soporte estructural. Este reparto lateral de la tensión exige tipos de esfuerzo incompatibles con los objetivos del taijiquan y conduce a una tensión física sutil y omnipresente y a una ansiedad que resulta en muchos tipos de errores. La tensión resultante restringe la movilidad y crea barreras que impiden el movimiento conectado y apoyado. La alineación incorrecta de la cadera también ejerce una tensión indebida en las rodillas, lo que restringe aún más el movimiento y puede causar dolor y lesiones.

La “Cadera Portadora”

Cuando el peso se desplaza de un lado de una postura al otro, la parte superior del cuerpo permanece imperturbable, siempre y cuando se lleve mediante un movimiento que siga el recorrido de la cadera correctamente alineado. El movimiento continuo del torso y la cabeza es suave y constante cuando la articulación de la cadera receptora gira pasivamente en respuesta a la fuerza introducida por la pierna impulsora. Sin una traslación suave de fuerzas, posible gracias a la relajación de los músculos alrededor de las articulaciones de la cadera, una energía confusa se apodera de las piernas, que luego requieren asistencia compensatoria continua de los brazos, glúteos, torso y pies. Cuando las articulaciones de la cadera están “despejadas” y el movimiento a través del recorrido de la cadera es correcto, la parte superior del cuerpo se lleva cómodamente mientras el peso se desplaza de forma segura hacia adelante y hacia atrás.

La “Cadera Transferente”

Las articulaciones de la cadera, cuando están sueltas y colocadas en su posición natural, proporcionan un conducto a través del cual la energía de las piernas es mediada hacia el torso para ser dirigida por la cintura. Las articulaciones de la cadera que no están obstruidas por la tensión muscular en la región circundante permiten que la fuerza de las piernas pase a la parte superior del cuerpo sin obstáculos. Esto es parte del significado de la siguiente línea de El Taijiquan Clásico (Tàijíquán Jīng 太極拳 經).

Su raíz está en los pies; emitido a través de las piernas; dirigido desde la cintura; sale de los dedos.

Si las articulaciones de la cadera se ven afectadas por la tensión de los músculos circundantes, la fuerza se verá limitada y se evitará su viaje ascendente a través de la cintura y más allá. El kua se ocupa tanto del cambio de peso en las piernas como de la entrega de potencia. La articulación de la cadera realiza simultáneamente las funciones de transferir fuerza hacia arriba, recibir la fuerza entrante, pasar el peso de la parte superior del cuerpo a los muslos y desplazarse a través del recorrido de la cadera.

Sam Masich. Foto cortesía.
Sam Masich. Foto cortesía.

Continuara…

*Sam Masich es un instructor de taijiquan , compositor y cineasta que comenzó su carrera con un aprendizaje intensivo en taijiquan a los 18 años con Brien Gallagher en Burnaby, BC. A los veinte años ya enseñaba en centros comunitarios en Vancouver BC y en 1985 fue seleccionado para el equipo nacional de artes marciales chinas de Canadá para competir en el primer torneo mundial de Wushu Invitational en Xian , China. Durante las décadas de 1980 y 1990, Masich se convirtió en discípulo formal de Yang Jwing Ming y Liang Shouyu. También amplió sus estudios con Yang Zhen Duo , Chen Xiaowang y Jou Tsung Hwa. Durante este tiempo, comenzó a impartir talleres y seminarios en su Canadá natal y en otros lugares. Creó el “Programa de Taijiquan de 5 secciones” y ha publicado artículos y películas sobre taijiquan ( T’ai chi ch’uan , taijijian , empujar las manos ), Xingyiquan , Baguazhang y otros temas. (Fuente: Wikipedia Sam Masich).
¹Artículo publicado con autorización del autor. Agradecimientos especiales a Ricardo Buenaventura, de la página de Facebook TaichienTodosLados, por las facilidades de contacto y corrección de estilo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.