Entrenamiento especial de conmemoración del inicio oficial del Taekwondo en el IPN

0
1032
Entrenamiento especial de conmemoración del inicio oficial del Taekwondo en el IPN. Fotos Sendero Artes Marciales.

Con una reunión muy especial que contó con una sesión de técnicas, ejercicios para fortalecer la salud y meditación, se conmemoró el inicio oficial del arte marcial del Taekwondo en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la cual estuvo dirigida por Sabonim Víctor David Medina Pasarán.

Esta cita, que podría decirse fue de manera privada solo para algunos practicantes, se realizó el pasado fin de semana en las instalaciones de la escuela Jeonsa Yong Taekwondo, dirigida por Sabonim Carlos Ortiz.

En este espacio de la Colonia Santa Cruz Aviación, en la Alcaldía Venustiano Carranza de la Ciudad de México, acudieron algunos de los alumnos que vieron nacer la Asociación de Taekwondo IPN, el 17 de abril de 1990.

Entre ellos, estuvo el maestro considerado como fundador, de esta Asociación, Víctor David Medina Pasarán, quien realizó este logro luego de 10 años de trabajo, esfuerzo y constancia para que esta disciplina fuera reconocida como deporte oficial politécnico.

Entrenamiento de la “nueva y la vieja escuela”

La practica inició con una breve meditación y preparación de los asistentes, para enseguida dar paso a los ejercicios de calentamiento e inicio de técnicas dirigidas por Sabonim Carlo Ortiz, quien dio indicaciones para determinados ejercicios, con base a las nuevas tendencias de entrenamiento.

Movimientos para el desarrollo de la elasticidad, velocidad y potencia, fueron parte de esta sesión de al menos una hora, donde se hizo mención de las diferencia entre los nuevos métodos de entrenamiento y sus diferencias con “la vieja escuela”.

Al término de esta práctica, tocó el turno al Maestro Víctor David Mediana -quien fue el mismo maestro de Carlos Ortiz-, para proseguir la práctica con una serie de ejercicios para de elasticidad y fortalecimiento de la columna vertebral, espalda y caderas, de esta “vieja escuela”.

La importancia de esto, mencionó, se debe a que luego de una serie de ejercicios intensos, es necesario descargar y liberar la energía y estrés corporal acumulados, con base a determinados movimientos.

Posteriormente, Sabonim Víctor David Medina paso a compartir una rutina de Qigong, con una charla para explicar la relación entre este tipo de prácticas para mejorar la salud del practicante de las artes marciales.

Terminada la serie de movimientos para fortalecer vías respiratorias, tendones, músculos y ligamentos, el maestro llevó a los practicantes a una sesión de meditación y visualización, otra de las actividades que, aunque forman parte de las artes marciales desde sus orígenes, en la actualidad muy pocas escuelas las consideran dentro de la enseñanza.

Destacó que estas técnicas logran que el alumno se conozca a sí mismo y, por ende, tenga noción de sus aciertos y virtudes, su posición en la que se encuentra, así como el enfoque que debe dar a su energía para mejorar cada día en su disciplina, como persona y en su vida cotidiana.

Conmemoración y reflexión

La sesión de Sabonim Víctor David Mediana duró alrededor de dos horas, tiempo en el cual sus alumnos lograron recuperar su energía para realizar el saludo final y despedirse de manera afectuosa para proseguir sus actividades de ese día.

Al platicar sobre esta práctica, mencionó que este entrenamiento fue, más que nada, una reunión para conmemorar otro aniversario del inicio de la Asociación de Taekwondo del Instituto Politécnico Nacional (IPN), luego de haber recibir el reconocimiento como deporte oficial, el 17 de abril de 1990.

“Yo empecé los trabajos para este fin en 1981, luego de que había iniciado la práctica bajo la guía del maestro Ernesto Morán Saldívar, y comencé a dar clases por cuenta propia con buen éxito en la Vocacional 10”.

Sin embargo, a pesar de que la disciplina tuvo una gran aceptación y gusto entre alumnos, maestros y el mismo director, quienes los apoyan en las colectas y cuando salían a “botear” para ir a torneos o prácticas, no teníamos el respaldo ni apoyo de las autoridades del IPN por no ser un deporte oficial.

“Nos recomendaron que hiciéramos a labor para este reconocimiento, para lo cual se necesitaban de 5 escuelas donde se practicara la disciplina, para luego ir a la Dirección de Actividades Deportivas y hacer la solicitud para que se reconociera como deporte oficial en el IPN”.

“Había unos maestros en otros planteles, pero por su nivel e intereses personales, preferí mantenerme a raya para continuar con los trabajos de reconocimientos y formación de la Asociación de Taekwondo del Politécnico”.

Comentó que cuando salió la primera generación de alumnos de taekwondo a los que les dio clases, los animó para que dieran clases en las escuelas de nivel superior, y fue así que iniciaron en la Escuela Superior de Ingeniería, Mecánica y Electricidad (ESIME), le siguieron Zacatenco, Enfermería y Obstetricia, las Vocacionales 7 y 13, y otras escuelas más con lo que juntaron los planteles que solicitaban.

“A pesar de eso, un tal Dr. Matus, que estaba en la Dirección de Actividades Deportivas, nos bloqueó para hacer la Asociación e, incluso, nos prohibió la entrada a esta dirección. Así pasó el tiempo, hasta que fuimos a una Expo Deporte del IPN en el Palacio de los Deportes y ganamos un torneo de exhibiciones”.

Este triunfo hizo que los fueran a buscar a la Dirección de Actividades Deportivas del IPN, donde ya estaba otro director quien al enterarse, los mandó a llamar y preguntó cómo estaba el taekwondo en la institución.

Luego de varios trámites, y después de 10 años de labor, fue cuando inició la Asociación de Taekwondo del IPN

Quedé a la cabeza de la Asociación que tuvo varios campeones mundiales universitarios, pero sin que me contratarán y así estuve , “por amor al arte”, hasta la dejé la institución en 2004.

Comentó que el motivo de esta reunión fue unir las nuevas técnicas o “la nueva escuela”, con las enseñanzas que se tenía en años anteriores, como la meditación y visualización, ya que, por el anhelo de triunfar en competencias, la práctica se ha enfocado en el entrenamiento para la competencia.

“Lo que se hace ahora está muy bueno, pero si se agregará esta parte que hicimos hoy, los resultados serían superiores a los logros que se han alcanzado, ya que ambas partes cuentan con estudios científicos que los respaldan, por lo que esperamos que todo se una para beneficio de todos los practicantes del arte marcial”.

Entrenamiento especial de conmemoración del inicio oficial del Taekwondo en el IPN. Fotos Sendero Artes Marciales.Actualmente, Sabonim Víctor David Medina Pasaran es terapeuta en acupuntura y su camino en las artes marciales lo ha llevado a la práctica de Kyusho y miembro de la Asociación de Hapkido Alliance México, entre otras actividades para la superación personal.

Te recomendamos leer: Víctor Medina, su travesía por las artes marciales, la acupuntura y ahora en el Hapkido.

 

Fotos: Roberto Balderas Armendáriz ©Sendero Artes Marciales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.