En el majestuoso “lugar donde los hombres se convierten en Dioses”, Teotihuacán, este jueves fue en encendido el Fuego Nuevo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, el cual fue entregado a Colombia, país que albergará esta justa en su edición XXIII en Barranquilla, del 19 de julio al 03 de agosto, donde el karate, judo y taekwondo estarán presentes.

La entrega realizada en el mítico lugar, se realizó debido a que México fue organizador de los juegos Veracruz 2014, por lo que ahora tocó a las autoridades nacionales entregar la antorcha que simboliza el certamen deportivo y con el que se da inicio al ciclo olímpico.

En el altar localizado entre las pirámides del Sol y la Luna, desfilaron las 37  banderas de las naciones que buscarán tener los  mejores resultados  en la justa deportiva veraniega.

En este montículo, se realizó el encendido del Fuego Nuevo, a través de la representación del ritual que realizaban los Mexicas.

El fuego viajará a lo largo de Colombia, donde buscará crear  conciencia, y con su llegada al Estadio Metropolitano “Roberto Meléndez” a las 20:00 horas, iniciarán   los juegos el próximo  19 de julio,  que contarán con la participación de 5 mil 500  atletas, una cifra récord y donde competirán más de  600 mexicanos.

Esta ceremonia que marca también el inicio del camino rumbo a tierras colombianas a través de relevos, que culminarán en el estadio Metropolitano el próximo 19 de julio a las 20:00 horas.

Además, arranca el ciclo olímpico con los juegos deportivos regionales, continúa con los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y concluye con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Luego de los actos protocolarios, se hizo entrega de dicha antorcha por parte del sacerdote principal a las autoridades municipales y estatales de gobierno a las autoridades deportivas de México, ODECABE y Colombia.

Enseguida, el corredor David Rodríguez Malagón, fue el primer relevo que recorrió la Calzada de Muertos de esta zona arqueológica y que llegó hasta las instalaciones del Centro Deportivo Olímpico Mexicano, donde fue recibido por una multitud de atletas y entrenadores de distintas disciplinas deportivas, nacionales y extranjeros, y donde la pentatleta mexicana Mariana Arceo prendió el pebetero y de esta manera quedó resguardado el Fuego Nuevo.

Mañana viernes 28 del presente, muy temprano, la antorcha saldrá con destino a territorio colombiano concretamente al departamento de San Andrés y de ahí se transitará por Bogotá, Cali, Medellín y Cartagena. De este último punto se trasladará en barco hasta el departamento del Atlántico. Luego de recorrer los 22 municipios del Atlántico, entre el 8 y 12 de julio, el 19 se encenderá el pebetero en la noche de la inauguración.

 

Con información de Comité Olímpico Mexicano. Foto: CONADE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.