La esencia del karate tradicional en XVI Torneo Regional JKA Ciudad de México

0
690
La esencia del karate tradicional en XVI Torneo Regional JKA Ciudad de México

El espíritu del Karate-Do tradicional se dejó sentir en las competencias de Kata y Kumite del XVI Torneo Regional JKA Ciudad de México, organizado por la JKA México City, donde acudieron competidores de diferentes estados del país.

El gimnasio del Deportivo Reynosa fue la sede de ese evento que se caracterizó por seguir las reglas tradicionales y oficiales de la Japan Karate Association World Federation (JKA/WF), como una manera de poner a prueba la técnica, control y disciplina de los exponentes del “Camino de la Mano Vacía”.

Las pruebas del XVI Torneo Regional JKA Ciudad de México arrancaron desde las 07:30 horas, con los encuentros de grados Cinta Negra, en la modalidad de kata, seguida de kumite, a los cuales siguieron las competencias, alrededor de las 10:00 horas, con grados principiantes hasta avanzados.

Durante todas estas competencias, se registró una buena afluencia de espectadores, quienes desde el inicio mostraron su apoyo a los practicantes, principalmente a los grados infantiles, quienes acudieron acompañados por su mamá, papá y familiares.

Para este evento, practicantes de más de 30 organizaciones integradas a la JKA México City hicieron acto de presencia desde varios estados de la zona centro-sur la República Mexicana, entre ellos de Guanajuato, Aguascalientes, Morelos, Estado de México, Hidalgo, Querétaro y Ciudad de México, entre otros.

Al respecto, Sensei Gabriel Damián Zamacona, Director Regional JKA/WF México City, comentó que el Torneo Regional JKA Ciudad de México se ha realizado durante 16 años, teniéndose cada vez un número mayor de competidores.

Respecto al reglamento de la Japan Karate Association World Federation, con el cual se rigió este evento, comentó que estas reglas fueron dispuestas por Sensei Masatoshi Nakayama, uno de los principales maestros que se encargó de difundir y promover el karate-Do estilo Shotokan a nivel mundial.

Indicó que esto ocurrió luego de en los inicios del karate moderno, los practicantes querían medir sus habilidades, por lo que implementó una serie de reglas y medidas a considerar para una competencia.

Con esto, se pudieron medir los avances técnicos en la práctica de Kata (forma) y Kumite (combate).

Indicó que el desarrollo de la técnica es de suma importancia, ya que, a partir de ella, se desarrollarán las demás cualidades del practicante, a la par de los principios éticos y morales del Karate Do.

De esta manera, en el caso de Kata para grados avanzados, por ejemplo, se tienen determinadas formas que, de manera aleatoria, son determinadas por el juez y que el practicante debe realizar, como muestra de su avance y conocimiento de la disciplina.

Indicó que este mismo desarrollo se aplica en el caso de Kumite, donde, de acuerdo al grado, se desarrolla determinado tipo de movimiento en el combate, donde, en el caso de Cinta Negra ya se desarrolla un kumite libre a un punto.

Con ello, destacó, se desarrolla la disciplina y el control, ya que “sin control no hay Karate”, por lo que el competidor debe demostrar sobre el tatami su control en cada movimiento.

Esto, indicó, debe ser especialmente desarrollado en los grados avanzados Cinta Negra, donde solo hay un punto, ya que, en la antigüedad, solo se tenía una oportunidad para defenderse, la cual debe ser única y certera, para poder ser efectivo, ya que, más que un juego o deporte, se trataba de un arte marcial.

Fotos: Roberto Balderas Armendáriz / ©Sendero Artes Marciales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.