El karate-do debe evolucionar con el entrenamiento para continuar su camino hacia la superación de arte marcial y de la misma persona, afirmó el Sensei Hitoshi Kasuya, instructor en Jefe de la World Shotokan Karate Do Federation (WSKF).

Las palabras del maestro que cuenta con el grado de Cinta Negra 9º Dan, fueron mencionadas en el marco del Seminario Internacional WSKF Gashuku México 2019, en el marco de la celebración de los 60 años de Karate Do en México.

La cita fue en el Club Mundet de la Ciudad de México (CDMX), instalaciones donde desde tiempo atrás su Director Alfredo Jiménez y el Subdirector Salvador Camacho, se han avocado al desarrollo y patrocinio del Karate Do, como parte de las actividades para beneficio de la sociedad, con apoyo de Víctor Solís, encagardo de Promoción Deportiva, e Israel Lozada, Coordinador de la disciplina.

Tras un calentamiento, el escenario estuvo listo para recibir las enseñanza de Sensei Hitoshi Kasuya a los integrantes de la WSKF México presentes en el evento coordinado por el Director Técnico Nacional, Sensei Ricardo ‘Mata’ González Guerrero, C.N. 6º Dan, con apoyo de Sensei Waldo Ramírez Flores, 6° Dan; Moisés Curiel, C.N. 4º Dan y Samira Fernández Chiu, C.N. 2° Dan.

En este marco, Sensei Moisés Curiel, quien en meses pasados presentó examen de 4° Dan en Tokio, Japón, además de que obtuvo medalla de oro en las competencias de shobu ippon +50 años; plata en jiyu kumite y plata en kata equipo mixtos veteranos, junto con Ricardo González y Samira Fernández, le fue entregado su certificación de 4° Dan, así como el de instructor.

Asimismo, la organización comandada por Sensei Kasuya, celebró exámenes en el que Waldo Ramírez Ríos obtuvo el grado de C.N. 4° Dan. También, se dieron revalidaciones a karatecas relevantes que han sido seleccionados nacionales que se incorporaron a la World Shotokan Karate Federation, iniciando por Sensei Ricardo Galina, C.N. 5° Dan; Erick Guillén, C.N. 4° Dan Teresa Orta, C.N. 3er Dan, Rubén Gómez Soria, C.N. 2° Dan; Suzel Coronas, 2° Dan; y Daniela Gómez, C.N. 1er. Dan.

Junto con ellos, practicantes de diferentes estados de la República Mexicana pertenecientes a la WSKF se alistaron para este gran evento donde también estuvieron las niñas del albergue “Casa de las Mercedes”, espacio donde desde el karate-do se implemento como un programa para la superación y fortalecimiento integral de sus integrantes que han padecido una serie de situaciones de violencia y abusos, gracias a lo cual ha logrado destacar en sus aspectos personal, escolar y competitivo del arte marcial.

La Experiencia del Maestro

Desde el inicio, Sensei Hitoshi Kasuya enseñó y explicó una serie de ejercicio para la coordinación y equilibrio de los practicantes, con el objetivo de que ellos sintieran las partes del cuerpo que entran en función al momento de realizar bloqueos y contraataques.

Mencionó que además de conocer la técnica, el practicante de karate-do debe entender la mecánica corporal que se involucra en cada movimiento, a fin de que cada uno obtenga el mayor provecho y potencia, ya que cada persona es diferente y debe conocer su potencial.

Esto, señaló, forma parte de la evolución y desarrollo que el practicante debe buscar y conocer en su aprendizaje y conocimiento del arte marcial y en cada entrenamiento, toda vez que ello es parte del progreso en el Camino de la Mano Vacía, al igual que el sendero para conocerse a uno mismo.

Sensei Hitoshi Kasuya explicó que este mismo conocimiento es importante para cada etapa de la vida, pues la experiencia que se adquiera con la práctica puede llegar a imponerse ante ciertas habilidades que con la edad comienzan a limitarse.

Destacó que esta misma evolución viene a ser positiva para el perfeccionamiento del karate-do, en el cual nunca se termina de aprender, siendo entonces que se convierte en una forma de vida.

Durante el seminario, el maestro solicitó a practicantes de diferentes edades que realizaran determinados ejercicios y movimientos, a fin de analizarlos para detectar sus habilidades, las cuales solo se dominan a fuerza de un entrenamiento constante y determinado.

Indicó que la misma actitud debe aplicarse en la práctica del kumite (combate) donde la experiencia es una gran ventaja ante determinada habilidad de un oponente, en tanto que el kata (forma) es esencial para conocer la mejor manera de efectuar cada movimiento.

Para aplicar lo mencionado, el seminario con Sensei Hitoshi Kasuya también incluyó técnicas de kumite en diferentes situaciones, así como la práctica de determinados katas entre los practicantes principiantes y avanzados.

De esta manera, la esencia del Seminario Internacional WSKF Gashuku México 2019 con Sensei Hitoshi Kasuya, además de ser continuación y confirmación de las enseñanzas del pasado seminario, fue una gran enseñanza de la importancia de buscar la evolución para continuar la superación en el karate-do para que se refleje en todos los aspectos de la persona.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.