Desde el confinamiento en su hogar, Merillela Arreola Ferreyra se prepara con el objetivo de representar a México en karate de la próxima edición de los Juegos Olímpicos, a celebrarse en Tokio, Japón, reprogramados para 2021, por la pandemia por COVID-19 que se vive a nivel mundial.

“Al final yo me mantengo con la mentalidad de estar en el número uno a nivel nacional y en las competencias internacionales, mantenerme con el objetivo de representar a México en el preolímpico y luego en los Juegos Olímpicos”, destacó la deportista poblana.

Para cumplir con este objetivo, la campeona panamericana entrena en casa, donde lleva un trabajo coordinado con el equipo multidisciplinario del Instituto del Deporte de Puebla y sus entrenadores nacionales.

“La preparadora física que nos está apoyando en los entrenamientos se mantiene en contacto con nosotros, algunos de los entrenadores nacionales también están monitoreando el trabajo que estamos haciendo.
El equipo multidisciplinario del Instituto Poblano del Deporte empezó a trabajar conmigo, primero en reestructuración del entrenamiento, para disminuir toda esa carga que traía previa a la competencia, y a partir de eso, generar el ciclo para el mundial; también me dio la facilidad de estructurar mis actividades adicionales en mi trabajo por la situación”, expresó la especialista en los -61 kilogramos.

Asimismo, comentó que el trabajo que está realizando con su entrenador se basa en los aspectos técnicos, que, dijo, son parte fundamental para conquistar la plaza olímpica.

“Sigo con la dirección de mi maestro Ochoa, él me dijo que este tiempo vamos a estar trabajando los aspectos técnicos, que son como la parte básica y fina para que a la hora que llegue la competencia estén bien establecidos y para que toda la parte de metodología, psicología, nutrición, estén a la par”, mencionó.

Arreola Ferreyra destacó los aspectos nutricionales y psicológicos en su preparación.

“Una de las partes fundamentales que he trabajado ahorita al no tener que viajar y no tener competencias, es la parte psicológica, porque estaba acostumbrada a salir y de repente mantenerte encerrado, la socialización llevarla a cabo en las redes sociales, como que esa parte sí me pegó un poco.
“La nutrióloga que me está llevando en conjunto con el trabajo del INPODE, es la que nos habían asignado en CONADE, pues me han estado monitoreando, he seguido trabajando, obviamente, adaptándome a las condiciones, que ahora con la nueva normalidad es checar videos, estar revisando clases en Zoom y todo eso”, detalló Arreola.

Ante las modificaciones realizadas por la Federación Mundial de Karate (WKF, por sus siglas en inglés) la división en la que participa no sufrió algún cambio, por lo que se perfila para ser la representante en los -61 kilogramos de cara al preolímpico.

“Mi división no tuvo ninguna modificación en cuanto a que se junte con otro peso, es -61 kilogramos, se mantiene, hubo algunos cambios en mis compañeras en cuanto a las divisiones, había otra chica conmigo, pero al final se cambió de peso y yo me quedé como única en la preselección”, puntualizó.

 

Con información y foto de CONADE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.