El medallista de bronce en el judo de los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019, Raúl Abraham Ortiz Carreón, quiere ser protagonista en los próximos Juegos Paralímpicos de Tokio, Japón, y para lograrlo, busca su clasificación en judo y en lanzamiento de bala.

“El tema de la cuarentena para mí ha sido visto más bien como una oportunidad para llegar en mejores condiciones a mi próxima competencia; ciertamente ha sido complicado el tema de las adaptaciones que tuve que hacer para poder continuar entrenando en la medida de mis posibilidades y siguiendo con los lineamientos y las recomendaciones de nuestras autoridades”, compartió el judoca, quien vive en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco.

Raúl, quien en su debut parapanamericano conquistó la presea de bronce, en la categoría -73 kilogramos del judo de ciegos y débiles visuales, logró sumar la medalla de tercer lugar en el Campeonato Americano de Judo IBSA Montreal 2020, que se realizó en enero, en Canadá, y que otorgó puntos a los Juegos Paralímpicos Tokio 2020, a todos los medallistas.

Sin embargo, debido a la pandemia del COVID-19, se suspendieron los siguientes campeonatos que otorgarían puntos a la justa nipona, por lo que sigue en suspenso su posible clasificación.

“Me afectó bastante esta situación, porque me cancelaron dos competencias en las cuales podía asegurar mi plaza para Tokio. De allí en adelante regresé a mi ciudad y me dediqué únicamente a entrenar atletismo, ya que todos los gimnasios estaban cerrados y no tenía la posibilidad de desarrollarme en el judo; al principio y hasta la semana pasada estuve haciendo mi entrenamiento aeróbico, como correr y resistencia por las mañanas de 6:30 a 8:30 y por las tardes mi rutina de fuerza y acondicionamiento físico general de las 5:00 a las 6:30 de la tarde”, detalló el jalisciense.

“Lo que por el día es la sala de mi casa, por la tarde se convierte en mi propio gimnasio y utilizo algunos aparatos que tenía ya desde antes, como ligas, mancuernas, barras y así”, explicó Raúl Abraham, quien entrena judo bajo la supervisión del profesor Hilario Ávila.

Sin embargo, Ortiz Carreón tiene un año entrenando el lanzamiento de bala, prueba en la que tiene un buen registro que, de confirmarse, también le podría dar el boleto a Juegos Paralímpicos.

“Mis planes son participar y dar un buen resultado en Juegos Paralímpicos. Aunque sé que para eso debo prepararme bastante, ya que en los dos deportes tengo muchas posibilidades. Mi clasificación en el atletismo es T11 o ciego total, en la Ciudad de México entreno con el profesor Fabricio Chamor y cuando estoy en Guadalajara entreno con el profesor Gabriel Mezquitán, sé que aún tengo que trabajar bastante, pero me interesa más el poder subir al pódium, esa idea me motiva más, pero no he dejado ni dejaré el judo, mientras siga teniendo posibilidades”, afirmó.

Por último, el medallista parapanamericano aconsejó a la gente ser paciente en esta situación de emergencia sanitaria.

“Mi recomendación sería que sigan luchando y esforzándose por conseguir que sus sueños se hagan realidad. Recordarles también que si quieren llegar a donde nadie ha llegado, deberán hacer lo que nadie ha hecho y comentar también que se pongan una meta o un objetivo a corto, mediano y largo plazo”, puntualizó.

 

Con información y fotos de CONADE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.