Rompiendo expectativas, y en un hecho histórico para las artes marciales en México, cerca de 3,200 personas se dieron cita para participar en la 1ª Mega Clase de Taichi en el Monumento a la Revolución, de la Ciudad de México (CDMX), la cual fue replicada en diversos estados del país.

De acuerdo a las estimaciones, fueron 5 mil 580 practicantes de toda la república los que se unieron a esta actividad para fomentar acciones para combatir graves enfermedades provocadas por la inactividad física y el estrés, como la diabetes, obesidad e hipertensión, entre otras.

En la CDMX, las actividades iniciaron antes del amanecer, cuando la explanada del Monumento a la Revolución comenzó a recibir una mañana fresca acompañada de personas vestidas con playeras rojas y blancas del Movimiento Nacional México Unido por el Taichí, entre ellos los organizadores Sifu’s Enrique Lozada, Agustín Martínez y Francisco González, así como trabajadores con material para instalar templetes y equipo de sonido.

Desde diferentes puntos de la capital, así como de 14 estados del país, practicantes de diferentes artes marciales e interesados en ser parte de este evento arribaron en pequeños grupos a este sitio emblemático de México, a fin de ganar un buen lugar para este evento.

En pocos minutos, personas desde de los 3 hasta más de 90 años de edad llegaron con gran actitud por las diferentes calles hacia el punto de reunión, con lo que se formó una larga fila para que recibieran una pulsera y playera para registrar su participación de manera oficial.

Alrededor de las 08:30 horas, llegó el momento de acomodar a los asistentes en filas frente al Monumento a la Revolución, y en donde ocuparon su espacios, alegres y emocionados por ser parte de un hecho histórico para el país y las artes marciales, hasta que a través del equipo de audio los organizadores diereon la bienvenida y primeras indicaciones para dar inicio al acto protocolario, para proseguir con una serie de ejercicios de calentamiento.

“Sean todos bienvenidos y gracias por ser parte de este gran evento histórico para el país…”

Entre saludos y recomendaciones, llegó el momento esperado, el cual arrancó cuando ocho tambores chinos retumbaron en la explanada, y con ello se inició de manera formal la Mega Clase de Taichí en el Monumento de la Revolución de la CDMX.

Los asistentes atentos no perdieron ni un detalle de cada sonido que emitían en conjunto los tambores, hasta que se vieron saltar, de un lado a otro, a un grupo de Leones Chinos que iniciaron su danza al pie del templete principal, de donde partieron para mezclarse entre la gente que para esos momentos ya ocupaba la totalidad del espacio.

“Valió la pena venir de tan lejos… es increíble, es algo hermoso ser parte de este espectáculo”, exclamó Mariana Rodríguez, de 50 años de edad, originaria del Estado de México.

En cuestión de minutos, concluyó la danza de los leones, con lo que llegó el momento de los primeros ejercicios formales para preparar el cuerpo, a cargo de Sifú Enrique Lozada.

Al término de esta sesión, tocó turno al maestro Héctor López, quien fue el encargado de guiar a la multitud para que realizara diversos movimientos de Chi Kung o Qi Gong, con un fondo de música relajante, con lo que dejó todo listo para la demostración principal de la Mega Clase.

Fue así que entró en escena Sifú Agustín Martínez, quien guió a los miles de asistentes para que realizaran la Forma 8, Estilo Yang contemporáneo.

“Respiren profundo. A la derecha, arriba… Despacio, a la izquierda, atrás. Muy bien, vamos bien, recuerden que el Taichi es para vivir el aquí y el ahora…”.

Y cuando menos se lo esperaba la gente que se encontraba más que concentrada en esta técnica de meditación en movimiento, donde la energía se logró percibir en todo el ambiente… la forma llegó a su fin.

Los aplausos de miles de personas reunidas en ese momento tronaron al mismo tiempo a manera de auto felicitación.

“¿Ya?, ¿tan pronto terminó?… ¡Yo quiero más!… ¡Fue fabuloso¡… Ahora sé que es eso de ‘Sentir el aquí y el ahora’… Ojalá haya otra clase… ¿Cuándo es la próxima?”, fueron algunos de los comentarios.

Tras palabras de felicitación de los organizadores para todos los asistentes, se informó que la meta fue rebasada: más de 3 mil 200 personas estaban en ese momento en la Explanada del Monumento a la Revolución.

Cuando parecía que el evento había concluido, se anunció la presentación de la Campeona Nacional Juvenil, Camila Martínez, quien mostró la forma 8 Estilo Yang contemporáneo, dedicada  a los niños y jóvenes.

Al romperse las filas, la mayoría de las personas formaron un rectángulo donde se presentaron formas de taichí con espadas y abanicos, en la cual participaron personas de diferentes edades, y a ellos les siguieron una presentación simultánea de los maestros de las diferentes escuelas y estilos del país reunidos en este espacio.

Para cerrar con broche de oro, en este mismo espacio de la Ciudad de México, arrancaron Danzas de Leones y Dragones, con lo cual grabó en la memoria el evento histórico para las artes marciales en México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.