Técnicas de sometimiento, luxaciones y proyecciones, con base a la idea de “sencillo y directo”, además de “un adversario una técnica; una técnica un adversario”, se llevó a cabo el Seminario Abierto de Hapkido, ofrecido por Sabonim Miguel Ángel Serrano, representante de la World Shinki Mudowon.

El evento fue realizado el pasado fin de semana en el salón del Hotel Del Ángel de la Ciudad de México, donde las actividades iniciaron con una breve meditación para preparar física y mentalmente a los asistentes para que asimilaran las técnicas del arte marcial coreano para la defensa personal.

Conforme fue transcurriendo el tiempo, los ejercicios y movimientos incrementaron su intensidad y técnica, en donde destacó la contundencia para neutralizar a un contrincante.

En este marco, se logró tener una charla con Sabonim Miguel Ángel Serrano, quien comentó que lleva más de 40 años en el mundo de las artes marciales, luego de que la edad de los 11 años, cuando desconocía lo que eran estas disciplinas, fue invitado por amigos al Pentatlón Deportivo Universitario, en Xochimilco.

Posteriormente, conoció al profesor Sergio Soriano, de la Escuela Mexicana de Taekwondo, con quien se inició esta disciplina en la duró varios años, tiempo en el que participó en tornos y diferentes eventos, siendo entonces que nació en él la inquietud por ahondar en el conocimiento de las artes marciales.

En su paso por el Instituto Politécnico Nacional, mencionó, tuvo la oportunidad de practicar karate-do y judo. Además, logró practicar aikido con Sensei Yutaka Kurita, con quien estuvo alrededor de tres años, hasta que finalmente llegó al hapkido, de manera formal, “de la mano de los maestros Jorge Braga, quien radica en Mérida, Yucatán, además de Hank Shik Shin, de la World Shinki Mudowon”.

En este punto, Sabonim Miguel Ángel Serrano refirió que decidió profundizar en este arte marcial de defensa personal coreano, debido a que logró adaptarse física y mentalmente, además de que quedó atrapado por la filosofía de la disciplina, como un sendero para el crecimiento exterior e interior, lo que viene ser en cuerpo y espíritu.

Otra razón, afirmó, fue la parte efectiva y contundente del arte marcial.

“El hapkido podría resumirse en la frase “simple y directo”, así como en la de “un adversario una técnica; una técnica un adversario”, que habla de la simpleza de una técnica, que no tiene que ser rebuscada, que debe ser sencilla pero efectiva”.

Sabonim Serrano señaló que esta incursión ya lleva más de 30 años, de los cuales 20 de ellos ha sido dentro de una organización formal de hapkido.

“Llevo poco más de 20 años en una organización formal que es la World Shinki Mudowon, para trabajar y mejorar cada vez que veo a mi maestro GM Hank Shik Shin, quien es uno de los primeros alumnos que tuvo el fundador del hapkido GM Ji Han Jae, en Corea.

Respecto a si puede considerarse hapkido como un arte marcial tradicional, comentó que, aunque nació en la década de os años 50 del siglo pasado, efectivamente puede catalogarse en este campo, ya que contiene tradiciones y protocolos de una disciplina de este tipo, aunque sigue en evolución.

“Podría decirse que es una disciplina moderna, porque nació en la década de los 50’s, pero se ha ido adaptando de acuerdo a las necesidades, por lo que no es un arte marcial fijo ni terminado, sino que sigue vivo e innovando”.

En cuanto al contexto social y humano, comento que el hapkido lo considera como un arte marcial que hace crecer a las personas de manera interna y externa, lo que se percibe en una evolución física y espiritual.

Con esta visión, Sabonim Miguel Ángel Serrano comentó que el Seminario Abierto comprendió una serie de técnicas básicas y avanzadas para que todos los participantes queden satisfechos, con base a lo arriba mencionado, con técnicas simples y directas para que cada uno de los participantes las puedan adaptar de manera personal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.