El 2º Tournament International Angel’s, realizado en días pasados,  fue el arranque de una nueva etapa para demostrar que las artes marciales son un pilar para evitar que personas que viven en situación de riesgo caigan en las garras de los vicios y la delincuencia.

Además de la importancia del gran evento deportivo, esta ocasión fue especial ya que en ella participaron niñas, niños, jóvenes y adultos integrantes del grupo Angel’s, que tiene su sede en uno de las zonas considerada como  ‘focos rojos’ de Iztapalapa.

Juan Antonio Gutiérrez, presidente de dicha organización y uno de los responsables de este torneo, junto con la escuela Inter-Anáhuac, entre otras instituciones, señaló que el evento que reunió a cientos de practicantes de diferentes disciplinas marciales y fue el segundo que realiza su organización.

Pero además, dijo, significó una nueva etapa en su organización y su vida misma, ya que ahora, de manera particular, lo efectuó desde su perspectiva como ‘aluna’ o alumno de la organización internacional Luta pela Paz.

Conocida también como Fight for Peace o Lucha por la Paz esta organización no gubernamental reconocida por organismos internacionales, nació en Brasil y señala en su página oficial que utiliza el boxeo y las artes marciales, combinadas con la educación y el desarrollo personal, para detonar el potencial de los jóvenes en comunidades afectadas por la delincuencia y la violencia, a fin de desarrollar nuevas oportunidades para ellos.

Al respecto, el profesor Juan Gutiérrez, quien luego de un proceso de selección fue elegido, junto con otro maestro mexicano, para recibir asesoría y capacitación en la sede central de Luta pela Paz, en Río de Janeiro, refirió que este proyecto mundial reúne alrededor de 120 países.

“Se basa en una labor social, que es parte de lo que se realiza dentro de una escuela de artes marciales por parte de cada instructor que inculca valores como respeto, disciplina y amistad, entre otros que son piezas de la prevención del delito y adicciones”.

Junto con las artes marciales, señaló, también se consideran los aspectos sociales, psicológicos, económicos y del mismo entorno del practicante en zonas de riesgo, para así entender su problemática, al igual que los motivos por los que muchas veces termina por abandonar una escuela y elegir un camino que muchas veces termina en la criminalidad.

Con base a estos hechos, refirió el presidente de Angel’s Limalama,  aprendemos los pilares en los que se basa su metodología que contemplan artes marciales, educación, psicología, liderazgo juvenil y empleabilidad.

“Estos pilares se desarrollan y enfocan hacia los chicos para que sigan trabajando por algo que los motive a seguir en su escuela, a realizar acciones para su crecimiento como alumnos y personas, por su bienestar y el de su entorno, y en estos temas también se incluyen los aspectos, ya que si no tienen solvencia económica, o no ven futuro, terminan por irse a buscarla de cualquier manera”.

“En el proyecto de Lucha por la Paz se busca dar ese complemento. No se trata de que el maestro de artes marciales asuma responsabilidades que no le corresponden ni le son de su competencia. Se trata de buscar alternativas y hacer alianzas con instituciones que den el apoyo que requieren los practicantes”.

Respecto al porqué la organización Angel’s fue elegida para esta capacitación Juan Gutiérrez señaló que se logró luego de que tras ser contactados por medio de información especializado en artes marciales; demostraron, con hechos el trabajo que realizan desde hace cuatro años en la comunidad de una de las zonas más peligrosas de la Ciudad de México.

Acá el barrio es de bajos recursos, existen violencia, drogadicción, prostitución… la gente del barrio está en la cuerda floja de irse por el camino derecho, de los buenos, o el chueco de los malosos, donde los mismos vecinos dudan que la banda que se acerca a entrenar artes marciales llegue a ser gente de bien. Pero hemos demostrado que sí es posible y acá estamos. A este torneo vinieron chavos que decidieron las artes marciales por otras cosas”.

Ahora, a partir de este torneo lo que sigue es continuar con las capacitaciones, asesorías y seguimiento de los representantes de Luta pela Paz, junto con organizaciones públicas y privadas que trabajan para formalizar la creación de Lucha por la Paz-México.

“Llevamos seis meses, falta otro tanto, pero seguiremos adelante”, f

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.