Considerada como una de las cartas fuertes en #Karate para buscar el boleto a los Juegos Olímpicos, con una trayectoria deportiva de 11 años, innumerables títulos nacionales e internacionales en su cuenta, la preseleccionada nacional Sachiko Paulina Ramos Akita, puso una pausa en el proceso rumbo a Tokio para estrenarse en el mejor de los escenarios, el de ser madre.

La especialista en los +68 kilogramos, gozó de un embarazo muy tranquilo y en confinamiento total, debido a la emergencia sanitaria que se vive desde hace unos meses por la pandemia del covid-19.

“Mi embarazo fue muy tranquilo, no tuve ninguna complicación, mis papás me cuidaban mucho por lo mismo de la pandemia, no salí para nada de la casa, pero estoy muy feliz por esta nueva etapa de mi vida”, indicó la deportista.

Sachiko Ramos, tuvo que poner una pausa en su carrera deportiva, por lo cual salió de la concentración de la preselección nacional de karate, que se realizaba en ese momento en las instalaciones de Villas Tlalpan de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).

“Hablé con la Federación para salirme del proceso, me regresé a mi casa a Guadalajara, Jalisco, para mis revisiones y seguir con todos los cuidados que necesitaba. En marzo, que empezó todo lo de la pandemia, me entero que a mis compañeros los regresaron a sus casas, que ya no hay concentración, que cambiaron los fechas para el Preolímpico y para los Juegos Olímpicos, así que, pensé que, a lo mejor si todo sale bien y me recupero rápido, la Federación me daría permiso de regresar al proceso”, señaló la jalisciense.

Ramos Akita, destacó que existe una fuerte competencia en el equipo femenil de karate, pues para el Preolímpico de la disciplina, donde se buscarán los boletos a tierras niponas, solo hay tres lugares, en los -55, -61 y +61 kilos.

“Yo creo que es más difícil lograr el lugar aquí en México, porque son tres divisiones y somos muchas candidatas; en el caso de que en el proceso me fuera mal, lo entendería y apoyaría a mis compañeras en el Preolímpico”, dijo.

La medallista centroamericana en Barranquilla 2018, no solo quiere debutar como mamá, sino también quiere hacerlo en los próximos Juegos Olímpicos, donde espera llegar gracias a su mentalidad.

“Yo sí me veo en Juegos Olímpicos, pero quiero ser realista, yo sé que, si empiezo a entrenar y a trabajar muy fuerte, puedo llegar ahí, porque muchas veces uno piensa que el físico es lo que te puede ayudar a llegar, pero yo pienso que la mentalidad de uno es lo que te ayuda a estar ahí, a la hora de pelear yo me considero una persona de mentalidad fuerte, así que, yo sí me veo en Tokio”, aseguró.

 

Con información y foto de CONADE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.