Visita al Maestro Yutaka Yaguchi, uno de los grandes del Karate: 脕lvaro Ruiz (2陋 parte)

0
396
Visita al Maestro Yutaka Yaguchi, uno de los grandes del Karate_脕lvaro Ruiz (2陋 parte)

En esta 2陋 parte del art铆culo 鈥淰isita al Maestro Yutaka Yaguchi, uno de los grandes del Karate鈥, Shihan 脕lvaro Ruiz Mu帽oz nos narra c贸mo fue su encuentro con uno de los maestros m谩s importantes de esta disciplina, luego de entrenar en el dojo de la International Shotokan Karate Federation (ISKF) e ir a visitarlo en su hogar en los Estados Unidos.

(Lee la 1陋 parte en este enlace Visita al Maestro Yutaka Yaguchi, uno de los grandes del Karate: 脕lvaro Ruiz)

鈥淰isita al Maestro Yutaka Yaguchi, uno de los grandes del Karate鈥: 脕lvaro Ruiz Mu帽oz

(2陋 parte)

Yukiko y Lucy decidieron entrenar por la ma帽ana y fueron al dojo con compa帽eros de ISKF del Dojo Denver. Desde ah铆 se fueron a la casa del Sensei. Nosotros nos quedamos en casa de Lucy y despu茅s de desayunar, nos dirigimos a casa del maestro Yaguchi con Howard, pareja de Yukiko, quien result贸 ser una magn铆fica persona. Quedamos de encontrarnos todos los invitados a las 10 de la ma帽ana con Jeff y Kim Weber, adem谩s de Yukiko y Lucy.

Fuimos los primeros en llegar a casa del maestro Yaguchi, quien se asom贸 por su ventana y poco despu茅s abri贸 la puerta y sali贸 a recibirnos.

Al vernos, en tono de broma pregunt贸: 驴qui茅nes son ustedes? Jajaja. No hab铆a perdido su sentido del humor. Estaba sin zapatos y antes de entrar a su casa, la primera acci贸n que hicimos fue descalzamos. La se帽ora Yaguchi estaba en la sala esper谩ndonos sentada, viendo televisi贸n de un canal japon茅s, nos dio una calurosa y afectuosa bienvenida.

Poco tiempo despu茅s llegaron Kim y Jeff Weber, Yukiko y Lucy. Yukiko hizo la traducci贸n del ingl茅s y del espa帽ol al japon茅s para la familia Yaguchi y en sentido contrario para nosotros.

Entregamos algunos presentes y regalos que llevamos desde M茅xico para el Sensei Yaguchi y para su esposa. Yukiko y la familia Yaguchi nos dieron a Alma y a m铆 una sorpresa. Ten铆an listo un regalo para nosotros ya que ese a帽o cumplimos 60 a帽os ambos, pues nacimos en el a帽o del tigre, es decir en 1962, y llegamos a las seis d茅cadas.

Un chaleco rojo y un sombrero para alma y una gorra para m铆, con una hermosa carta dirigida a nosotros por cumplir un ciclo m谩s del calendario chino. Por momentos no sentimos abrumados, este gesto nos llen贸 de emoci贸n y nuestros corazones vibraron fuertemente, nos quedamos callados todos los presentes, un silencio breve y emotivo marc贸 ese momento sublime.

Despu茅s, todos nos felicitaron, nos abrazaron la se帽ora Yaguchi y el sensei Yaguchi. Yukiko y Howard, Kim y Jeff, Lucy. Casi lloramos, nos hicieron sentir realmente muy emocionados con tanta gentileza y cari帽o.

Poco despu茅s, Sensei Yaguchi nos invit贸 a pasar a su dojo, ubicado en la parte baja de su casa. Lo recorrimos libremente y observamos sus fotograf铆as, diplomas que marcaron la vida del Sensei, como su diploma de primer Dan otorgado y firmado por el maestro Gichin Funakoshi.

Fotos de sus amigos como el Sensei Asai y el Sensei Takashina, ambos ya fallecidos. Una foto me llen贸 de alegr铆a, fue una imagen de la Federaci贸n Japonesa de Karate en la que en un mapa del mundo puso las fotos de los Sensei que salieron de Jap贸n para promover y difundir la ense帽anza del Karate en diferentes regiones del planeta. Vi en ese cartel fotos de grandes maestros de Shotokan: Nishiyama, Okazaki, Kanazawa, Mikami, Enoeda, Ochi y, por supuesto, el maestro Yaguchi. Hab铆a tambi茅n fotos de maestros de los otros estilos de karate como Shito Ryu, Goju Ryu y Wado Ryu. Sin duda alguna, era un cartel con mucha historia.

El maestro respondi贸 a las preguntas que algunos hicimos respecto a estos objetos y una vez recorrido el dojo, el Sensei nos dio tiempo para hacer preguntas de car谩cter t茅cnico. Kim Weber de inmediato aprovech贸 la oportunidad y pregunt贸 acerca de la Kata Chinte, a lo que el maestro respondi贸 diligentemente; otro tema fue respecto a una situaci贸n administrativa de ISKF, y el maestro dio su punto de vista.

Cuando lleg贸 mi oportunidad, tambi茅n hice una pregunta acerca de la Kata Bassai sho, el sensei adem谩s de dar respuesta me dijo de inmediato: 鈥淭煤 eres un karateka muy serio 脕lvaro y ya deber铆as tener un grado m谩s鈥 (ahora tengo 7潞 Dan). Le coment茅 qu茅 hab铆a un tiempo de espera para hacer mi pr贸ximo examen y 茅l me respondi贸 que esa es una recomendaci贸n que existe, pero, hay casos, como el m铆o, en donde es evidente que ese tiempo de espera no es necesario, y coment贸 鈥測o siempre he tenido el criterio y la mente abierta para casos como el tuyo鈥.

Termin贸 diciendo: si la mente y el coraz贸n de quien est谩 al frente de ISKF (haciendo referencia al Sensei Hiroyoshi) est谩n abiertos no deber铆as tener problema. Fue la segunda ocasi贸n que el maestro Yaguchi me ha hecho esta distinci贸n. Fue y es un honor recibir estas palabras de parte del maestro. Me sent铆 muy afortunado y agradec铆 al Sensei. Al terminar las preguntas, aprovechamos y sacamos algunas fotos de este momento.

Despu茅s, fuimos todos a tomar el lunch, la se帽ora Yaguchi ya ten铆a lista una reservaci贸n en un restaurante de comida japonesa. Ella misma pidi贸 cerveza Sapporo para todos y tambi茅n sugiri贸 el men煤. Todo result贸 de muy buen gusto, comimos, bebimos y platicamos muy a gusto.

El maestro coment贸 que no quer铆a hablar de su decisi贸n de dejar la ISKF -茅l est谩 ahora en JKA- y tambi茅n nos coment贸 que no tomar铆a ning煤n dojo o pa铆s a su cargo. Sin embargo, si yo lo deseaba, podr铆a hacer recomendaci贸n con Sensei Naka.

Cuando pedimos la cuenta y nos alistamos para pagar, la se帽ora Yaguchi anticip贸 nuestra intenci贸n e hizo el pago de todos al tempo de decirnos que 茅ramos sus invitados. Al terminar nuestra convivencia y despedirnos del maestro me regal贸 palabras que sigo apreciando enormemente: 鈥渃uando quieras o necesites, no dudes en llamarme鈥.

La se帽ora Yaguchi se despidi贸 de nosotros con un fuerte abrazo, respondimos con mucho cari帽o y le expresamos y demostramos nuestro amor hacia ella. 隆Vaya momento m谩s maravilloso que Alma y yo tuvimos!

Al d铆a siguiente, repetimos clase otra vez en el Dojo de ISKF, muy parecido todo el protocolo. Alma se resinti贸 de una vieja lesi贸n de su rodilla y decidi贸 no entrenar, yo estaba muy dispuesto, estaba m谩s descansado y entrenamos con las mismas ganas, con el mismo esp铆ritu. De nuevo una clase muy tradicional: kihon, aplicaciones, kumite y kata.

El kumite siempre tiene un sabor especial. Nos formaron a los de mayor grado en una l铆nea y Sensei Dale indic贸 a los dem谩s que escogi茅ramos con quien dese谩bamos pelear. Hice cuatro kumites, los compa帽eros de Denver se alinearon uno tras otro conmigo. Primero un compa帽ero de aproximadamente 2 metros de estatura; luego, otro de menor estatura que el anterior y m谩s joven que yo (jajaja, a esta edad la mayor铆a son m谩s j贸venes que yo). Otro kumite con un compa帽ero tambi茅n m谩s joven, pero m谩s alto y delgado que yo y, finalmente, uno de mi estatura (soy muy bajo, as铆 que casi siempre tengo esa 鈥渄esventaja鈥). Con todos ellos realic茅 mi kumite con entusiasmo, respeto y control. Buen entrenamiento, me sent铆 a gusto con el trabajo que hice de mi distancia y tiempo, respondi贸 el cuerpo bien.

Finalizamos la clase con tres Katas m谩s, a elecci贸n personal. Nuevamente termine cansado.

Fuimos a comer en casa de Lucy, quien ya ten铆a preparado todos los ingredientes para cocinar y entre todos colaboramos y terminamos comiendo delicioso.

Salimos a hacer algunas compras y amablemente Lucy nos llev贸 de ida y regreso. Ya cerca anochecer nos preparamos para hacer la 煤ltima visita a la familia de un par de alumnas (Lorenza y Valentina Salinas) quienes durante la pandemia de COVID se establecieron en Denver. Sus padres, con quien tengo una buena relaci贸n desde que empezaron a entrenar k谩rate conmigo y sus dos hijas, nos recibieron y atendieron c谩lidamente y entre pl谩ticas y an茅cdotas muy divertidas cenamos estupendamente.

Regresamos alrededor de las 10 de la noche a casa de Lucy y preparamos maletas para nuestro regreso a M茅xico. Alma y yo tuvimos una experiencia inolvidable en este viaje.

Despu茅s de una larga reflexi贸n me qued茅 pensando en las palabras que el maestro Yaguchi me comento personalmente. El nexo con este admirable Sensei es inquebrantable鈥 pero mi coraz贸n est谩 en la ISKF.

 

Fotos: Cortes铆a Shihan 脕lvaro Ruiz Mu帽oz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqu铆

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.