Con emociones, alegrías y expectativas superadas terminaron los participantes del XIV Seminario Internacional de Karate-Do, con Tatsuya Naka Shihan, organizado por la Japan Karate Association – México (JKA – México).

[Best_Wordpress_Gallery id=”244″ gal_title=”naka_ultimo2016_1A”]

El último de los cinco días del seminario se llevó a cabo en el Salón de Usos Múltiples a un costado del Gimnasio Olímpico Juan de la Barrera, donde desde temprana hora se respiraba un ambiente de alegría y emoción entre los practicantes de diferentes estilos del Camino de la Mano Vacía, y de sus mismos familiares que los acompañaron.

Una vez iniciada la sesión, niños desde cuatro años hasta personas de la tercera edad, se enfocaron a cada ejercicio con una mirada de asombro y una sonrisa en sus labios, al tiempo que no perdían de vista cada indicación de parte del maestro japonés que representó a uno de los protagonistas principales de la película Kuro Obi, considerada una de las mejores cintas de Karate Do.

Sin perder detalle de cada ejercicio, los practicantes observaron cada movimiento que Tatsuya Naka Shihan realizaba con manos, brazos, cadera, pies, codos y hombros, los cuales eran minuciosamente observados y registrados, demostrando en sus expresiones asombro y deseos por aprenderlo todo.

Los cientos de practicantes de Karate Do repitieron cada una de las técnicas con fuerza como si se tratara de un combate real, demostrando así el espíritu guerrero de la raza azteca, mientras que Naka Shihan demostraba su aprobación con una sonrisa y aplausos, lo cual motivó aún más a los asistentes para poner más empeño en cada movimiento.

Llegó el momento en que luego de cada ejercicio, Tatsuya Naka Shihan invitaba a todos a aplaudir, para que todos se dieran un reconocimiento por su esfuerzo, lo cual, para algunos, rompió con la imagen rígida que se tiene de un gran Maestro de Karate Do.

[Best_Wordpress_Gallery id=”243″ gal_title=”naka_ultimo2016_2″]

En este mismo marco, se llevaron a cabo varias sesiones de fotos grupales donde desde los Cintas Blancas hasta Cinta Negras, posaron para el recuerdo; casi de manera paralela, también se hizo la firma de carnet’s de cada uno de los alumnos de la JKA.

Poco a poco transcurrió el tiempo, y junto con ello, la demostración de cada una de las diversas técnicas, hasta que llegó el momento de dar por concluido el Seminario, el cual se realizó con la ceremonia de saludo del término de clase, acompañada de fuertes aplausos.

Ya casi para el final, se hizo entrega de resultados de exámenes y reconocimientos, entre ellos el de Sensei Juan Manuel Mondragón Larrinaga, presidente de la JKA – México, quien recibió el grado de 5º Dan, y quien tras unas palabras de agradecimiento al maestro japonés, hizo entrega de diversos obsequios, entre ellos una Bandera de México y una máscara de lucha libre de “Mil Máscaras”.

Este último obsequio fue especial para Tatsuya Naka Shihan, quien al tener la máscara entre sus manos, la levantó a mostrarla a todos como un trofeo, para enseguida ponérsela y lanzar una patada, lo que mereció el festejo con aplausos y sonrisas para el cierre de un gran evento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.