Cuídate del ‘golpe de calor’ y la contaminación para que no te vayan a tumbar

0
63
Los últimos días han sido de los más calurosos registrados en el Valle de México y gran parte del país desde 2003, por lo que las medidas para no sufrir por el calor, los rayos solares o la contaminación deben extremarse, sobre todo si se trata de personas que realizan alguna actividad física como un entrenamiento, y evitar un 'golpe de calor' u otras afectaciones.
Los últimos días han sido de los más calurosos registrados en el Valle de México y gran parte del país desde 2003, por lo que las medidas para no sufrir por el calor, los rayos solares o la contaminación deben extremarse, sobre todo si se trata de personas que realizan alguna actividad física como un entrenamiento, y evitar un 'golpe de calor' u otras afectaciones.

Los últimos días han sido de los más calurosos registrados en el Valle de México y gran parte del país desde 2003, por lo que las medidas para no sufrir por el calor, los rayos solares o la contaminación deben extremarse, sobre todo si se trata de personas que realizan alguna actividad física como un entrenamiento, y evitar un ‘golpe de calor’ u otras afectaciones.

Para saber si alguien comienza o ya está afectado por el exceso de calor o contaminación, los principales malestares se sienten en las vías respiratorias, la piel y en el sistema neurológico, señaló la maestra en Ciencias, del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR) Vanessa Risoul Salas.

A través de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE),  especialistas del CNAR advierten que las personas pueden sufrir un “golpe de calor” cuando, por factores climáticos, la temperatura corporal aumenta por arriba de 40 grados centígrados y los mecanismos naturales de regulación, como la sudoración, dejan de funcionar y se producen alteraciones neurológicas.

Algunos de los síntomas del golpe de calor son: delirio, broncoaspiración, vómito, convulsiones, dolor de cabeza y alteraciones sutiles de comportamiento y, en caso de no recibir atención oportuna, puede provocar que la persona quede en estado de coma o muera.

Para evitarlo, la especialista Risoul Salas recomendó que si se va realizar activación física al aire libre ésta sea por las mañanas o cuando después de las 16:00 horas, así como hidratarse de manera constante, antes, durante y después del ejercicio.

“El consumo es muy personalizado, pero normalmente se recomiendan 600 mililitros de agua por hora de actividad física; por ejemplo, si alguien hace más ejercicio, la recomendación aumentaría”.

Vanessa Risoul aclaró que esos 600 mililitros de agua son adicionales a los dos litros que se recomienda beber diariamente en condiciones de sedentarismo, lo que viene a ser recomendable que beba la población que no realiza activación física.

Añadió que lo ideal es beber agua natural, y sólo si la activación dura más de una hora, se puede recurrir a bebidas deportivas que aporten electrolitos.

“El tipo de bebida también es importante. Normalmente para actividades físicas de una hora o menos se recomienda y es suficiente el agua pura.

Sin embargo, recomendó  consumir una bebida que contenga electrolitos cuando la actividad física es mayor a una hora, ya que éstos se pierden con el sudor, tal y como ocurre con el potasio..

Otra de las precauciones protegerse de los rayos solares, ya que la exposición prolongada al sol puede traer afectaciones serias en la piel, particularmente a personas sensibles.

Otra complicación más seria que puede presentarse a la larga, podría ser la presencia de cáncer de piel, por lo que se recomienda el uso de un protector solar con un factor de protección no menor de  30-50.

También es muy importante que la gente no se asolee en las horas como el mediodía que es cuando hay muchísimo más sol, porque la pérdida de líquidos y de electrolitos es mayor.

Ante esto, los especialistas recomiendan consumir frutas y verduras, tener cuidado con alimentos no refrigerados como carnes y lácteos, usar ropa adecuada para ejercitarse, gorras, zapatos cómodos, bloqueador solar y lentes con protector de rayos UV y prestar atención a los avisos de las autoridades ambientales sobre la presencia de radiación solar.

 

Con información de CONADE.

Imagen tomada de Santo Tomás En Línea.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here