Dolor de espalda ¿Cómo puede evitarse?

0
237
El dolor de espalda no es solo cuestión de 'viejitos', todos pueden sufrirlo y estar dentro de las personas que se incapacitan por esta causa, donde las artes marciales pueden ser una alternativa de alivio.
El dolor de espalda no es solo cuestión de 'viejitos', todos pueden sufrirlo y estar dentro de las personas que se incapacitan por esta causa, donde las artes marciales pueden ser una alternativa de alivio.
El dolor de espalda no es solo cuestión de ‘viejitos’, todos pueden sufrirlo y estar dentro de las personas que se incapacitan por esta causa, donde las artes marciales pueden ser una alternativa de alivio.

 

Por Anita Medina*

Ya casi es miércoles; estás a punto de concluir tu jornada de trabajo, mitad de la semana y ya sufres cansancio acumulado, al jefe neurótico y una serie de encargos extra en tu escritorio te tienen en completa locura.

Capturas datos sin parar, luego bebes un sorbo de café y continúas escribiendo, de vez en cuando llevas ambas manos a tu cintura y tallas un poco, el acto se repite cada vez con más frecuencia y a las  seis de la tarde terminas tu día de trabajo.

Te levantas de la silla y, para tu sorpresa, necesitas llevar ambas manos a tu espalda para incorporarte con dificultad.

– ¡Cómo me duele la espalda! –te quejas, mientras cargas en una sola mano tu portafolio, llaves, restos de alimentos, lentes y algunas hojas que te obligarán a continuar tu trabajo en casa-. Es el típico dolor de espalda del oficinista.

Piensas que esto sólo te ocurre a ti, pero no es así. Contrario a lo que se piensa, el dolor de espalda no es exclusivo de personas de la tercera edad. El padecimiento afecta a niños, adultos jóvenes, adultos mayores y mujeres de todas las edades, y los deportistas no se escapan a las molestias generadas por el dolor de espalda.

Al respecto, estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indican que en México, al menos 8 de cada 10 adultos sufren dolor de espalda (también llamado lumbalgia), en algún momento de su vida, y de ellos, el 30% lo padece de manera crónica, es decir, por más de 3 meses de manera recurrente, o lo que es lo mismo, las molestias son intermitentes o permanente.

Más aún, el Doctor Rogelio Josué Solano Pérez, encargado del Servicio de Ortopedia Mixta de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), del Hospital de Ortopedia ‘Dr. Victorio de la Fuente Narváez’ del IMSS, en la Ciudad de México, estima que este padecimiento es una de las causas de ausencia laboral.

“La mitad de las personas laboralmente activas sufren dolor de espalda, en algún grado, y 3 de cada 10 se ven obligados a solicitar una o más incapacidades al año por tal causa, con un promedio de 12 días por caso”.

¿Por qué nos duele la espalda?

La respuesta es simple, todo mecanismo requiere atención y cuidado; imagina si a tu coche en lugar de gasolina le pusieras alcohol, o si nunca aceitaras su motor; seguramente te quedarías sin vehículo, sin importar si tienes uno auto económico o de súper lujo.

La espalda es una maravillosa y compleja estructura biomecánica que aunque aparentemente no exige tanto cuidado como tu coche, desde luego sí debes aprender a respetar ciertas reglas para evitar el terrible dolor de espalda.

El dolor es una respuesta neurológica, es un aviso de que algo anda mal, y puede ser desde una simple inflamación hasta un colapso en la estructura de tu columna vertebral.

No quiero sonar alarmista, pero muchas personas que hoy en día se ayudan de un bastón para caminar, empezaron con un simple dolor de espalda como el que ahora padeces. ¿Qué debemos hacer? Toma nota:

  • Es importante que un profesional te revise, así sabrás si tu espalda duele debido a una contractura, la inflamación de algún músculo o la acumulación de tensión debido a ciertos hábitos como sentarte con la espalda encorvada, usar zapatos altos todo el tiempo o usar almohadas demasiado altas para dormir.
  • Si tu dolor es demasiado intenso, de inmediato debes acudir a consulta, donde probablemente se requiera de un estudio de imagen que permita revisar tu columna vertebral, entonces el fisiatra quiropráctico, traumatólogo o profesional que hayas consultado, deberá canalizarte para que recibas la atención adecuada.
  • Cuida tu alimentación: la obesidad aumentará drásticamente tus probabilidades de lesionar no solo la columna vertebral, también tus rodillas y pelvis. Si no sabes cómo hacerlo, consulta un profesional que te oriente sobre el tema.
  • Procura mantenerte en movimiento, las artes marciales son una excelente opción para fortalecer la espalda, gracias a un buen maestro que explique e indique las posiciones necesarias para cualquier movimiento, mismas que además de ejercitar cada músculo, corrigen posturas al caminar, sentarse y mantenerse de pie. Además, ayudan a liberar estrés, relajar y aflojar músculos y tendones involucrados en dolor de espalda.

No olvides escribirnos y agregar tus comentarios al correo salud.ananda@gmail.com. Con gusto aclararemos tus inquietudes, recuerda: únicamente tienes un cuerpo, cuídalo, quiérelo y protégelo.

Hasta pronto.

 

*Anita Mediana es terapeuta y maestra fundadora de la escuela Tian Wushu, con sedes en Tonatico, Edo.Méx., y Distrito Federal.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.