El pozole es uno de los platillos más tradicionales de México, especialmente para la temporada de fiestas patrias, donde personas que buscan mantener una dieta para mantenerse sanos, entre ellos los practicantes de artes marciales, pueden consumirlo sin ningún sentimiento de culpa.

Lo anterior fue confirmado por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien indicó que el pozole tiene todos los nutrientes necesarios a la hora de la comida, y no hace subir de peso, lo cual se acentúa especialmente si en lugar de carne se prepara con hongo seta o portobello, y se eviten las botanas con las que suelen acompañar este manjar.

Este platillo es de origen prehispánico y puede ser preparado rojo, con chile guajillo, verde –con tomate y en ocasiones chile jalapeño- o blanco, que solo se prepara con el caldo del maíz y la carne que se le suele agregar; por cierto, se dice que la carne que se utilizaba era de procedencia humana.

Como sea, la base de este platillo es el maíz pozolero, el cual aporta hidratos de carbono, hierro, potasio, magnesio y fibra, fibra que favorece la digestión; cuando se prepara con chile guajillo se agregan hidratos de carbono, vitamina B, C y A, calcio y hierro. Si se agrega tomate verde o tomatillo, este contiene fibra dietética, niacina, potasio y manganeso. vitamina C y K, hierro, magnesio, fósforo, cobre y antioxidantes.

Para acompañar el pozole se utiliza la lechuga que posee vitamina A, B, C y E, agua, antioxidantes, calcio, fósforo y hierro, además de que previene enfermedades en el corazón debido a su alto contenido en beta caroteno; para destacar el sabor, se le agrega orégano, que además de ser un antioxidante, es un antibiótico y aporta vitamina K y fibra.

Otros complementos son el rábano, que es rico en fibra, aminoácidos, vitaminas B y C, yodo, magnesio y azufre; así como el limón que es fuente de vitamina C, ácido cítrico y potasio.

Si su preparación es con setas o portobello, se agregará un alto contenido de riboflavina y lecitinas, compuestos con propiedades anticancerígenas y antivirales.

Para quienes gusten de agregar carne de puerco o pollo, como vendría ser lo tradicional, estás les aportaran proteínas, sodio, potasio, magnesio, zinc y vitamina A.

De acuerdo al IMSS, se recomienda comer solo una taza y media de pozole acompañado de 60 gramos de carne, y para evitar subir de peso, es preferible evitar acompañar el pozole con chicharrón, tacos, tostadas, crema, gorditas, chalupas, tamales, manitas de puerco o alitas.

Por su parte, la Federación Mexicana de Diabetes ha colocado al pozole entre los “5 platillos mexicanos que puedes adaptar para mantener un plan de alimentación saludable este 15 de septiembre”.

 

 

Fuentes: 5 platillos mexicanos que puedes adaptar para mantener un plan de alimentación saludable este 15 de septiembre, Federación Mexicana de Diabetes; Twitter IMSS Guerrero;  Beneficios del tomatillo, Alimentos Saludables. Imágenes: Twitter IMSS Guerrero y Michoacán Travel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.