Lenia Fabiola Ruvalcaba Álvarez, medallista de oro en Juegos Parapanamericanos Lima 2019, consideró que el 2019 fue un año excelente en su carrera dentro del judo de ciegos y débiles visuales, por lo que su meta para el próximo año es conquistar la presea dorada en los Juegos Paralímpicos Tokio 2020, para coronarse bicampeona paralímpica.

“El 2019 ha sido el mejor año en mi carrera deportiva y en 2020 quiero superarlo y cerrar con broche de oro, para sentirme contenta y satisfecha”, destacó la campeona de Juegos Paralímpicos Río 2016 y medallista de plata en Beijing 2008.

La atleta, quien se concentra en las instalaciones de Villas Tlalpan de la CONADE, enfrentó en 2019 tres compromisos internacionales, en los que logró subir a lo más alto del podio, en la categoría -70 kilogramos.

El primero fue en mayo, en el Grand Prix Mundial de Judo IBSA Bakú 2019, que se realizó en Azerbaiyán, con la participación de 35 países y que otorgó puntos en el ranking rumbo a Tokio 2020. Con esta presea, la judoca jalisciense logró uno de los pocos resultados que le faltaban en su carrera deportiva: un metal de oro a nivel mundial.

A principios de julio, Lenia Fabiola se colgó la insignia dorada en el 2019 IBSA Judo International Qualifier, que se efectuó en Fort Wayne, Indiana, Estados Unidos, y que también sumó puntos a los Juegos Paralímpicos Tokio 2020.

Por último, a finales de agosto refrendó la corona que conquistó en los Juegos Parapanamericanos Toronto 2015, para convertirse en bicampeona continental, en el marco de Lima 2019.

“Creo que me fue muy bien, ha sido un año donde estuve en tres competencias y en las tres logré el oro. En el Campeonato Mundial por fin se logra la meta que quedó pendiente el año pasado, que era ser campeona del orbe, porque pese a ser campeona de Juegos Paralímpicos, no había logrado el cetro mundial y por fin lo tuve, lo cual ha sido muy importante y es el resultado de un trabajo en conjunto con mi entrenador, la psicóloga y los fisiatras que me apoyan”, aseguró.

La campeona de Juegos Parapanamericanos Río 2007, Toronto 2015 y Lima 2019 y medallista de plata en Guadalajara 2011, compartió que sus expectativas para el 2020 son altas.

“Me quedan nada más dos mundiales y esperar a que se haga oficial la clasificación para Tokio 2020, que sería después del último mundial, probablemente a mediados de mayo o principios de junio. Será un año todavía más pesado que 2019, lleno de campamentos, tendré dos competencias con apenas un mes de diferencia y en agosto estamos puestos para Tokio 2020”, detalló la jalisciense.

Ruvalcaba Álvarez, quien trabaja bajo la supervisión del entrenador Hilario Ávila, resaltó que trabajará en mejorar sus estrategias.

“Sé que soy una de las rivales a vencer, lo cual me llena de emoción y de estrés, porque quiero repetir lo que se hizo en Río, realmente tengo muchas ganas de estar en lo más alto del podio y esperemos que así sea; las cosas pintan bien, en lo personal siento que me encuentro en mi mejor momento de madurez tanto deportiva, como física y mental, me siento al cien por ciento”, aseguró la judoca.

Por último, señaló que Tokio 2020 será diferente a sus tres citas anteriores en Juegos Paralímpicos.

“Es una emoción especial competir en Japón, cuna del judo, definitivamente es lo que está haciendo que yo esté aquí, el hecho de ir a Japón, de ir al país de donde es originario mi deporte, el competir en el Budokan, que es la casa de las artes marciales y todo lo que engloba la cultura japonesa, estoy muy emocionada y contenta”, destacó la mejor exponente nacional femenil de judo paralímpico.

 

Con información e imagen de CONADE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.